Mascarilla de leche de almendras con avena de TBS

Mascarilla de leche de almendras con avena de TBS

En el post de hoy vengo a hablaros una mascarilla ideal para las pieles secas e, incluso, las sensibles, pues, aunque realice una exfoliación sobre la piel, ésta es muy suave. Esta mascarilla no es un producto nuevo, de hecho, ya hace tiempo que la tengo por casa, pero este invierno la he rescatado del cajón para darle caña y terminarla. Es la mascarilla Calmante de Leche de Almendras Mediterráneas con Avena de The Body Shop. Os cuento más.

¿Qué nos dice la marca?

Las pieles sensibles también pueden disfrutar de los beneficios de las mascarillas exfoliantes con nuestra Mascarilla Calmante de Leche de Almendras Mediterráneas con Avena, 100% vegetariano. Inspirada en las recetas de los antiguos romanos, esta mascarilla combina avena del Reino Unido y leche de almendras orgánicas de España de Comercio con Comunidades. Alivia la piel seca y sensible y su textura cremosa exfolia la piel con suavidad para dejarla más suave, lisa e hidratada.

¿Qué ingredientes tiene?

Os dejo el INCI:

Aqua / Water / Eau, Olea Europaea Fruit Oil / Olive Fruit Oil, Glycerin, Propanediol, Avena Sativa Kernel Meal / Oat Kernel Meal, Cetearyl Alcohol, Butyrospermum Parkii Butter / Butyrospermum Parkii (Shea) Butter, Betaine,  , Sodium Polyacrylate, Carrageenan, Benzyl Alcohol, Jojoba Esters, Levulinic Acid, Parfum / Fragrance, Sodium Dehydroacetate, Sodium Stearoyl Glutamate, Sodium Levulinate, Tocopherol, Bisabolol, Aloe Barbadensis Leaf Juice Powder, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Leuconostoc/Radish Root Ferment Filtrate, Citric Acid, Helianthus Annuus Seed Oil / Sunflower Seed Oil, Prunus Amygdalus Dulcis Seed Extract / Sweet Almond Seed Extract, Xanthan Gum, Sodium Hydroxide, Dehydroacetic Acid.

Entre sus ingredientes, encontramos el aceite de oliva, avena, manteca de karité, betaína, aloe vera, aceite de girasol, … El extracto de almendra dulce está entre los últimos ingredientes, así que la concentración debe ser bastante baja. Sin embargo, la avena, el aceite de oliva y la manteca de karité son de los primeros ingredientes, por lo que, al utilizar esta mascarilla, nuestra piel queda hidratada y nutrida.

¿Para qué tipo de pieles estaría recomendada?

Como la propia marca indica, esta mascarilla estaría recomendada para pieles secas y sensibles, por sus propiedades nutritivas y calmantes. Realiza una ligera exfoliación, pero es muy suave.

¿Cómo es el producto?

En primer lugar, hablaremos del envase. El producto viene en un bote de cristal con un tapón de rosca de plástico. El diseño de estas mascarillas me parece muy elegante y sobrio, todas las mascarillas (o casi todas) de la marca tienen el mismo envase y, después, cada una lleva su pegatina distintiva.

El producto tiene una textura un poco especial, es ligeramente grumosa, como si fuera una pasta, pero se aplica y se extiende fácilmente por el rostro. A la hora de retirarla, no es nada untuosa, se elimina fácilmente con agua y, si encima, te ayudas de una muselina, aun es más fácil. Además, tiene ligeras partículas que realizan una exfoliación suave cuando nos retiramos el producto.

La mascarilla tiene un aroma super rico, como un poquito dulce, es un gustazo aplicarla y tenerla en el rostro durante los 10 minutitos de rigor. Según nos indica la marca, puede usarse hasta dos veces por semana, dejarla en el rostro durante 5-10 minutos y, después aclarar con agua. En mi caso, suelo usarla una vez por semana.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarla?

Cuando salió esta mascarilla me llamó muchísimo la atención, hidratante y con avena y almendras, ¡tenía que probarla! Así que, después de acabar algunas otras que tenía por casa, decidí comprarla. La usé durante un tiempo y luego quedó abandonada en el cajón.

Desde hace un tiempo tengo la piel un poco rebelde, así que este invierno decidí rescatarla. Al ver que no os había hablado de ella por aquí, he decidido escribir este post para que la conozcáis un poco más, aunque no sea un nuevo lanzamiento, siempre está bien tener diferentes opiniones de un producto.

El aroma me encanta, y su textura también. Es fácil de aplicar, yo suelo dejarla 10 minutos y, antes de aclararla con agua, masajeo el rostro, ya que así consigo hacer una exfoliación muy suave.

Al retirarla, mi piel está muy hidratada y nutrida, super suave, mis rojeces más calmadas, así que es ideal para esos días en los que me noto la piel irritada o alterada. Para los meses más fríos, me ha ayudado un montón a eliminar la tirantez que siento debido a las calefacciones y las diferencias de temperatura.

¿Dónde puede comprarse y cuánto vale?

Puede comprarse en las tiendas de The Body Shop y en su página web, el precio de esta mascarilla es de 20€ y tiene 75 ml, aunque yo siempre aprovecho cuando la marca pone descuentos para reponer productos.

Como conclusión…

Si tu piel es seca, sufre irritaciones, se ve afectada por cambios de temperatura, la sientes tirante o es sensible, esta mascarilla puede funcionarte muy bien, pues va a conseguir calmarla y restaurar los niveles de hidratación y nutrición. Después de utilizarla, la piel está mucho más elástica, se nota hidratada y muy suave. Además, con el uso continuado, conseguimos mantener estos niveles de hidratación y nutrición, así que la piel se ve más bonita, más rellena y más lisa.  

El problema podría ser el precio, ya que 20€ para la cantidad que trae parece un poco elevado. Sin embargo, los efectos que se consiguen al utilizarla son estupendos, así que creo que merece la pena probarla, como decía, siempre se puede aprovechar cuando hay descuentos.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿has probado esta mascarilla? ¿Cuál es tu mascarilla favorita de The Body Shop? ¿Sueles aplicarte mascarillas semanalmente?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.