Skin Equal de Mádara

Skin Equal de Mádara

En el post de hoy vengo a hablaros de una base de maquillaje que, desde que salió a la venta, me hacía ojitos, por todo lo que leía sobre ella, así que, allá por Mayo, decidí hacerme con ella. Desde entonces la he estado probando, no de manera continua, pero sí durante los meses de verano y ahora que comienza el frío, así que hoy vengo a contaros todo sobre ella.  Se trata de la base Skin Equal de Mádara, una base vegan friendly, cruelty free, gluten free, nut free y certificada por ECO CERT. Es una base mineral ligera, con spf 15 y una amplia gama de tonos.

¿Qué nos dice la marca?

Conoce la base que es perfectamente igual que tu piel. 

Nacida de la experiencia del cuidado orgánico de la piel, esta base, ligera como un mineral de aire, adora tu piel y comparte tus valores. 

El equilibrio zen de brillo suave y cobertura ajustable crea un acabado de piel suave, impecable y naturalmente radiante que apenas se ve maquillado. 

Aplica y mezcla bien con los dedos o tu aplicador preferido.

¿Qué ingredientes tiene?

Os dejo el INCI que aparece en la página web de la marca:

Aloe Barbadensis (Aloe) Leaf Juice Dicaprylyl Carbonate Isoamyl Laurate Zinc Oxide Butylene Glycol Polyglyceryl-3 Polyricinoleate Oryza Sativa (Rice) Bran Oil Vegetable (Olus) Oil Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Wax Oryza Sativa (Rice) Bran Wax Rhus Succedanea (Wax Tree) Fruit Wax Polyglyceryl-3 Diisostearate Sodium Chloride Sodium PCA Xanthan Gum Sodium Dehydroacetate Paeonia Lactiflora (Peonia) Root Extract Vaccinium Myrtillus (Blueberry) Fruit Extract Aluminum Hydroxide Aroma Glycolipids Hydrolyzed Hyaluronic Acid Sodium Hyaluronate Ascorbyl Palmitate (Vitamin C) Tocopherol Potassium Hydroxide Limonene Linalool Titanium Dioxide (CI 77891) CI 77491 (Iron oxide) CI 77492 (Iron oxide) CI 77499 (Iron Oxide)

¿Para qué tipo de piel estaría recomendada?

Se trata de una base hidratante, ideal para pieles secas, normales e, incluso mixtas. Si tu piel es muy grasa, con una correcta preparación previa de la piel y sellándola con polvos que no maten del todo el acabado luminoso, creo que tampoco habría problema.

¿Cómo es el producto?

En primer lugar, hablemos del envase, el producto viene en un bote de cristal (cuidado patosas como yo…), con un dispensador tipo pump que saca la cantidad justa de producto. El envase es transparente, por lo que podemos ver cuánto producto nos queda.

La textura del producto es ligeramente densa, no es de estas bases que aplicas un pump sobre el dorso de la mano y, de lo líquida que es, escurre hacia los lados, no. Si habéis leído otros posts que he escrito sobre bases de maquillaje, digamos que tiene una textura que está a caballo entre la light wonder de Charlotte Tilbury (muy líquida) y la aqua jelly de bell (textura más tipo gel). Cuando la aplicamos sobre el rostro, se extiende fácilmente, además, se estira mucho, con un pump tengo suficiente para casi todo el rostro (digo para casi todo porque yo mezclo dos tonos, pero eso os lo explico luego).

Tiene una cobertura media, cubre perfectamente mis imperfecciones y mis rojeces, pero dejando un acabado muy natural, como de segunda piel, no se nota la piel cargada ni que se ve excesivamente maquillada. Aporta un brillo natural a la piel, deja aspecto glow, pero sin ser exagerado.

Una vez la base se ha asentado sobre el rostro, queda bastante fija, no transfiere en exceso, pero no deja sensación de tirantez con el paso de las horas, ni desaparece a ronchas, digamos que se va de manera uniforme, y evidentemente, solo va desapareciendo en aquellas zonas que más nos tocamos o rozamos, en mi caso la nariz, y más ahora, con las mascarillas.

Con el paso de las horas, el acabado sigue siendo igual de bonito, la cobertura se mantiene y no oxida, al menos en mi piel.

Encontramos diferentes tonos muy variados, desde muy claritos a más oscuros, así que creo que abarca bien muchos de los tonos de piel.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarla?

La compré con muchas expectativas, aunque con ciertas dudas, porque en muchos sitios la comparaban con light wonder de Charlotte Tilbury, y esa base ya la tengo (y me gusta mucho, por cierto, tenéis aquí el post sobre ella), y no es por nada, solo que no me apetecía probar otra base y que fuera igual. Para mí, no son primas hermanas, podrían parecerse en que ambas dejan acabado luminoso en la piel, pero, Light wonder es mucho más líquida, tiene menos cobertura, el acabado es mucho más glow y no se asienta igual que ésta.

Skin equal de Mádara es una base de cobertura media, suficiente para mí, cubre mis rojeces sin problemas y deja el tono uniforme, el acabado es glow, pero bastante natural, eso sí, sello la zona de la nariz porque es mi zona conflictiva, y lo cierto es que tampoco me saca brillos a lo largo del día. Utilizo la mezcla de dos tonos, 020 y 050, aunque, después de haber probado muestras, mi tono ideal sería el 030 para invierno y el 040 para verano, pero como inicialmente compré el 020 y me quedaba claro, decidí coger una más oscura para mezclarlas. El dispensador permite controlar fácilmente la cantidad de producto que saquemos, yo aplico más o menos medio pump de cada uno de los dos tonos y consigo que la mezcla se adapte a mi tono de piel. La herramienta con la que más me gusta aplicarla es con esponja, porque deja un acabado muy natural sin perder cobertura, aunque con brocha deja un acabado aún más liso y uniforme si cabe.

Una vez se ha asentado la base, puedes tocar el rostro que no lo notas húmedo, no transfiere en exceso y mancha la mascarilla lo justo (solo sello la zona de la nariz con polvos sueltos translúcidos y, eso sí, aplico spray fijador). Cuando llego a casa después de estar todo el día maquillada, el acabado sigue siendo igual de bonito.

Durante los meses de verano, sí tengo los poros más visibles en la zona de las aletas de la nariz, así que, previo a la base, aplicaba una prebase para poros, evitando así que se marcaran a lo largo del día.

Estoy encantada con esta base, me parece que, aunque sea hidratante, como os decía antes, creo que, preparando bien la piel, antes y después de aplicarla, puede funcionar con cualquier tipo de piel. Aun así, es cierto que, para mí, creo que la reservaré para los meses menos calurosos, es cuando más me gusta el acabado que consigo con ella.

¿Dónde puede comprarse y cuánto vale?

Puede comprarse en cualquier tienda donde vendan la marca, por ejemplo, Druni, y online en su página web, Maquillalia, Laia Martin… El precio de esta base ronda los 34 euros, tiene 30 ml. Como os he dicho en varias ocasiones, Mádara suele poner descuentos de hasta el 40% un par de veces al año, por Octubre y por Mayo, así que es una ocasión buenísima para hacerse con ella. Yo os recomiendo que, si la compráis, lo hagáis en Laia Martin, porque aparte de que son un amor y eso se refleja en sus pedidos, podéis pedirle una muestra y os la envían con vuestro pedido, para así saber qué tono os iría mejor.

Como conclusión…

Si buscas una base que tenga una cobertura media, con acabado natural pero luminoso, que sea fácil de aplicar, que se asiente y que no notes que la llevas puesta, te recomiendo que pruebes esta base. Los tonos podéis verlos en el perfil de Laia, además, como os decía, podéis pedirle muestra cuando hagáis un pedido. Cunde bastante, por lo que el precio lo veo bastante ajustado, para la calidad, duración y acabado que tiene. Se ha convertido en una de mis bases favoritas. Solo sello la zona de la nariz, por ser mi zona más conflictiva.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado esta base? ¿Os gustan las bases con acabado luminoso? ¿Cuál es vuestra base favorita?

Muchas gracias por llerme! 😉

One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.