Decepciones 2019

Decepciones 2019

En el post de hoy vengo a hablaros de algunos productos que no me han funcionado como esperaba. Con la cantidad de productos que probamos, es normal que todos no se adapten a nuestras necesidades o, más bien, que no nos funcionen como esperábamos. Por suerte, no son demasiados, algunos han sido verdaderos chascos, pero también os digo que, aunque estos productos a mí no me hayan convencido, posiblemente a vosotros os funcionen bien, porque somos diferentes y tenemos unas necesidades diferentes. Vamos a ver qué productos me han decepcionado durante el 2019.

Acondicionador de vainilla de Naturalium

Naturalium es una marca que me conquistó con sus geles de baño, tienen un precio super económico y unos olores muy ricos. Fue una de las marcas que estuvo presente en el III desayuno Amigas Blogger Valencia, organizado por Silvia de ‘Mis cositas en el bolso’ y ahí pude ‘toquitear’ varios de sus productos, tanto de cuerpo como de cabello. La marca nos obsequió con un producto y, en mi caso, fue este acondicionador de vainilla.

Me encanta el aroma a vainilla y me encantan, en general, los aromas de la marca, pero tengo que decir que este acondicionador no tiene un aroma especialmente rico, tampoco es que huela mal, simplemente no despierta en mí las sensaciones que lo hacen otros. En cuanto al producto, reconozco que tiene una textura/consistencia un poco rara y, al aplicarlo sobre el cabello y después aclarar, no me deja una sensación demasiado especial. No es que me deje el pelo mal, pero tampoco me lo deja mejor que se me quedaría si no usara ningún acondicionador, así que esta es la razón por la que este producto está aquí, no porque sea un mal producto, sino porque a mí no me ha dado el resultado que yo esperaba, que era una mayor suavidad e hidratación. A pesar de eso, seguiré usando cosas de la marca, pues no nos pueden funcionar todos los productos.

Aceite de borraja de The Ordinary

Este aceite ha sido un ‘quiero y no puedo’. Lo compré porque para mi tipo de piel está muy recomendado (pieles sensibles, con rojeces). Sin embargo, tiene un aroma que no me gusta nada, no lo aguanto, huele muy pesado y no desaparece especialmente rápido cuando lo aplicas sobre el rostro, de hecho, me meto en la cama y estoy oliéndolo todavía. El aceite tiene una textura ligera, el único problema es el olor. He intentado usarlo de mil formas, incluso para el pelo, pues he buscado por internet para qué podría ser bueno, pero al final, desisto, es un producto que se va a la basura. Me sigo quedando con el aceite de escualano que os reseñé en este post.

Serum de pestañas de Adessa

No había probado nunca un producto específico de tratamiento de pestañas y justo después del verano, decidí comprar éste en el salón de belleza al que suelo ir. Es un serum que ayuda a fortalecer las pestañas y a conseguir que crezcan más sanas. Hay que aplicarlo antes de dormir, el aplicador es un pincelito chiquitin, y basta con depositar el producto justo a ras de pestañas, como si hicieras un delineado, aplicando el producto en la raíz de la pestaña.

Lo que descubrí con el paso de los días es que, cuando me levantaba por las mañanas, tenía unas legañas muy engorrosas que, si no usaba este serum, no me salía. Me sale como arenilla en los párpados que me impiden abrir los ojos con facilidad y, aunque no sea nada exagerado, sí es bastante molesto, al menos para mí, por lo que, después de darle varias oportunidades, decidí abandonar el producto, y justamente no es nada barato, pues si no recuerdo mal fueron 47€. Sin embargo, tengo una amiga que lo utilizó y le fue muy bien, no le pasaba como a mí, así que esto refuerza lo que hemos comentado siempre, no es que haya productos malos, sino que a todas no nos pueden funcionar igual.

Marine hyaluronics de The Ordinary

Os hablé largo y tendido sobre este producto por Instagram, al menos un par de veces. Se trata de un serum con ácido hialurónico, pero tiene una textura tan ligera y acuosa que, en mi caso, es como si no me aplicara nada. Posiblemente, este serum les funcione estupendamente a las pieles más grasas, aquellas que prefieren texturas muy ligeras, sin embargo, mi piel necesita más, así que el serum me duró muy poco tiempo, prácticamente me lo bebí, porque me aplicaba bastante cantidad para notar algo. La marca tiene otro serum de ácido hialurónico que todavía no he probado pero, por lo que me comentasteis, seguramente ese me funcione mejor. Ya os contaré si finalmente me hago con él.

Polvos hidratantes de Becca

No suelo utilizar polvos en mi rutina diaria, aunque sí es cierto que, en los meses de calor o en ocasiones especiales, me gusta sellar las zonas más conflictivas de mi rostro que, fundamentalmente es la zona de la nariz y, en ocasiones, la barbilla. Tengo los polvos sueltos de Nars y estoy encantada con ellos pero, ví estos y ‘los necesité’, así que, justo hace un año, aprovechando rebajas, me hice con ellos, además los vi a Ratolina que hablaba maravillas de ellos y coincidí totalmente con ella cuando los toqué la primera vez, era algo muy raro, pues es como si estuvieran mojados, así que al aplicarlos sobre el rostro, la sensación es muy agradable porque refrescan y mantienen la hidratación, es como si no hubieras aplicado polvo.

Sin embargo, poco después de comprarlos, vi que la propia Ratolina decía que le habían decepcionado porque, como a los dos meses de tenerlos abiertos, esa sensación de frescor había desaparecido, y entonces ya pierden completamente la gracia. Que sí, siguen siendo unos polvos muy finos, que sellan el maquillaje dejando un aspecto muy natural, pero lo que les diferenciaba, por ejemplo, de los de Nars, había desaparecido. Y efectivamente, me pasó lo mismo que a ella, qué desilusión, y mira que yo intentaba cerrar bien el envase, pero nada, se ‘secaron’. No pasa nada, cuando siento el impulso de comprar algo caro, me acuerdo de estos polvos.

Sombra en crema Golde Quartz de Charlotte Tilbury

Esto ha sido una de las mayores decepciones del 2019. Compré la sombra color topo y me enamoró, es satinada, aguanta super bien en el párpado y dura un montón de horas intacta. Decidí comprarme el tono más granate/morado y, aunque tiene partículas de purpurina, también me funciona de maravilla. Sin embargo, decidí comprar este tono, entre marrón y dorado con miles de chispitas doradas, y ha sido mi desenamoramiento total de estas sombras. No consigo hacer que no me caiga la purpurina por toda la cara, he probado diferentes prebases especificas para este fin y nada, acaba cayendo todo por la ojera, y estas sombras no son especialmente baratas, pues su precio ronda los 25€, así que, esta vez, es dinero que se va a la basura, no se que hacer con ella ya. ¿Alguna que haya probado esta sombra le ocurre igual?

 

Locion corporal de IDC institute

Como buena adicta a las cremas corporales, me gusta probar productos diferentes. Esta loción corporal venía en un pack junto a una rutina de baño completa (gel de baño, exfoliante, bomba de baño…). El resto de productos no están nada mal, el aroma es como a frutas del bosque, pero bastante sutil, nada pesado. Sin embargo, esta loción se me ha hecho insoportable. Cuando la aplicas sobre el cuerpo no se llega a absorber, empiezas a extender y la piel queda blanca, y cada vez más blanca, tardas un montón en conseguir que desaparezca y, la verdad, con toda la oferta que tenemos en el mercado, hay mil opciones mejores. Le he dado varias oportunidades, pero nada, ha ganado ella, es un producto que se va directamente a la basura.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado alguno de estos productos? ¿Cuál ha sido vuestra mayor decepción del 2019? ¡¡Contadme!!

Gracias por leerme! 😉

2 Comments
  1. Me ha marcado la frase en relación a los polvos de Becca de “ No pasa nada, cuando siento el impulso de comprar algo caro, me acuerdo de estos polvos“ 😂😂😂
    Para enmarcar, reina.
    Y, en cuanto al Sérum de pestañas, ya me lo comentaste y sí; debe ser muy desagradable.
    Besitos bonita! 😘💖🌷

    1. jajajaja es una gran verdad, malditos polvos… En fin, de todo se aprende. ¡Gracias por tus palabras bonica!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *