12 Meses, 12 mantecas

12 Meses, 12 mantecas

En el post de hoy vengo a hablaros de un reto que me propuse a principios de año y que he estado dándole caña durante todo el 2019. Por si no lo sabéis, os cuento que soy una ‘junkie’ de los potingues en general, aunque si soléis pasaros por aquí, esto no es nada nuevo. Además, soy carne de promoción, si veo que alguna tienda pone ofertas, me siento tentada de pecar, así que había acumulado en mi ‘poti-almacén’, unas cuantas hidratantes corporales hasta tal punto que el espacio en el baño comenzaba a peligrar. De ahí que decidiera no comprar más hidratantes corporales (y ya, de paso, geles de baño tampoco, porque también me salían por las orejas…) y tratar de vaciar mi poti-almacén durante el año.

Os puedo decir que estoy bastante orgullosa de mí misma, he gastado muchas de las mantecas e hidratantes corporales que tenía acumuladas, ya tengo espacio otra vez para guardar (estoy intentando controlarme, ejem), aunque no he sido del todo fiel a mis objetivos, que eran no comprar ninguna hidratante corporal en todo el año. Tengo que confesar que alguna compré pero, en mi defensa diré que también la gasté. Creo que es buena idea recopilar en este post todas las hidratantes corporales que han pasado por mi vida en 2019, tanto las que eran objetivo desde Enero como aquellas que se incorporaron a mitad, y al final os cuento el resultado.

ENERO

Manteca corporal de coco de Petal Fresh

Aunque esta hidratante corporal no aparecía en la ‘foto de grupo’, me ha parecido buena idea que formara parte del post, pues la he utilizado durante el 2019. Dicho esto, calidad-precio me parece un producto de 10, he repetido varias veces, de hecho ésta es una de las mantecas que compré en verano, aun cuando me había prometido a mí misma ser fuerte y no comprar, pero no podía pasar un verano sin oler a coco, así que la compré.

Para mi sorpresa diré que la han subido de precio en cuestión de un año y, aunque sigue siendo económica, pues su precio son 5€ por 236 ml y una calidad muy buena, este primer bote que gasté me costó 3,99€, un precio ridículo. Tengo claro que es una de las mantecas con las que repetiré. Me encanta su aroma, la textura, como se absorbe y lo hidratada que queda la piel, así que os la recomiendo con los ojos cerrados. Yo la he comprado siempre en Primor.

Manteca corporal de la linea naranja de Rituals

Primer bote de los dos que tenía para gastar a lo largo del año. Éste es la versión antigua, antes de reformularlo. Un aroma intenso a naranja dulce y a madera de cedro, me encanta la combinación, soy adicta a este aroma, y ya qué deciros de cómo hidratan estas mantecas. El problema, claramente, es el precio, así que lo mejor es hacerse con ellas cuando hay descuentos o promociones.

FEBRERO

Hidratante corporal de Schüssler Naturcosmedics

Aquí pasa lo mismo que con la manteca anterior, la empecé a usar en 2018 pero ha llegado a su fin en 2019, se merecía un huequito en este post. Conocí este producto gracias a Valencia Beauty y el evento que organizó en Octubre del 2018. Para no enrollarme como las persianas, os dejo este post donde os hablo de ella en profundidad. No descarto repetir con ella. Puede comprarse en farmacias online.

Body butter de Nuez del Brasil de Derma V10

Una manteca corporal que pasó por mi vida sin pena ni gloria. Su precio, 1,50€ por 220 ml, hiper barata, pero no me ha terminado de gustar. Muy untuosa, tardaba en absorberse, dejando una sensación pegajosa en la piel. El olor era rico, pero no me gustaba nada cómo se quedaba la piel después de usarla. La compré en Primor y, sin duda, no repetiré con ella.

MARZO

Body cream regeneradora de Revox

Otra marca muy económica que podemos comprar en Primor. Para el cuerpo tiene exfoliantes que no están mal, y esta hidratante, que, para el precio que tiene, me ha sorprendido gratamente. Con aceite de jojoba y almendras, olía muy bien, hidrataba la piel sin ser untuosa y, además, tiene un precio de 1,99€ por 175 ml.

ABRIL

Hidratante corporal de Etude House

Traída desde el propio Corea, esta hidratante corporal me costó la vida gastarla, pues se usaba muy poquita cantidad, ya que era bastante untuosa y, de esta forma, conseguíamos evitar que la piel quedara pegajosa. Desconozco el precio que podría tener e, incluso si se puede comprar desde España. De todas formas, aunque el olor era rico, no creo que repitiese, hay muchas opciones mejores.

Manteca corporal de Rituals, linea Rosewood and pine (L.E.)

Fue edición limitada de Navidad pero creo recordar que la compré en rebajas a un precio más que bueno. La textura de las mantecas de Rituals está genial, son muy hidratantes y nada pegajosas, se absorben bastante rápido y los aromas perduran en la piel. En este caso, el aroma me gustaba pero al final me estaba cansando, olía demasiado a ambientador de pino, así que, aunque se pudiera volver a comprar (fue edición limitada), no creo que lo hiciese.

MAYO

Manteca corporal moringa de The Body Shop

Estas mantecas son mis hidratantes corporales favoritas de todos los tiempos, y este aroma, en particular, es el que más me gusta. Las mantecas corporales de TBS son ultra hidratantes, perfectas para aquellas pieles muy secas. Lo bueno es que mantienen la hidratación durante toda la jornada. Lo malo, su precio, por eso lo ideal es aprovechar descuentos y comprar varias, o estar atentos, ya que, a veces, salen algunas con las revistas en los kioskos. Mi truco para conseguir que se absorba más rápido es coger un poco de producto, calentarlo con las manos y, luego, aplicarlo sobre la piel. Probadlo y me contáis qué os parece.

JULIO

Manteca corporal de naranja de Ziaja

Esta línea es mi favorita de la marca (¿por qué siempre me van las líneas naranjas?). En esta ocasión, como he dicho muchas veces, no me huele a naranja, para mi es más como mandarina, hidrata muy bien la piel sin dejar sensación pegajosa, es perfecta para las mañanas, al salir de la ducha y antes de ir a trabajar, su aroma ayuda a despejarte para afrontar el día.

Tengo claro que repetiré con ella, de hecho, ya la he usado en más ocasiones, es un buen producto y se puede comprar en Online Cosméticos.

SEPTIEMBRE

Boddy butter de coco de Petal Fresh

En verano fui mala y pequé, pero es que no podía imaginarme el verano sin una hidratante corporal de coco, me encanta este aroma, tengo el gel de coco de Alma Secret (que es el mejor gel de coco que he probado nunca) y necesitaba una manteca corporal para complementarla, así que fui a Primor y pequé, pero bueno, al menos fui eficiente y la gasté al final del verano.

OCTUBRE

Manteca corporal de la linea naranja de Rituals

Mi línea favorita de Rituals, segundo bote gastado del año, aunque, tengo que decir, que ahora han reformulado los productos y el aroma ya no me enamora tanto como antes, ahora no se nota tanto ese toque de madera de cedro, pero bueno, éste bote aún era de los antiguos. Una auténtica maravilla, el aroma persiste con el paso de las horas y notas la piel hidratada en profundidad, aunque su precio, que ronda los 18€ por 200 ml, hace que solo la compre en rebajas o cuando es un regalo. La verdad, con el tema de la reformulación, ahora mismo creo que hay otras opciones más interesantes en el mercado y a un mejor precio.

NOVIEMBRE

En este mes no salió ninguna manteca corporal, es lo que tiene estar usando dos o tres a la vez, que cuando se terminan, lo hacen todas a la vez, pero es que esto me define a la perfección, ya que cada día me apetece usar una hidratante diferente.

DICIEMBRE

Hidratante corporal Tropical Coconut de Ziaja

Es una loción corporal más ligera que las que estoy acostumbrada a utilizar, y con un poder hidratante más bajo. Es cierto que, por el aroma, la he usado fundamentalmente en verano, pues es que huele a eso, a verano, y me encanta. Es fácil de extender y con poca cantidad tenemos bastante, así que cunde. Por eso, desde verano, la he terminado prácticamente a finales de Noviembre, bueno, por eso y porque he ido gastando dos botes iguales casi a la vez, pues en los meses de verano, tenía uno en la playa y otro en casa, así que estaban los dos empezados.

EXTRAS

Aunque no salgan en el post de productos terminados de Diciembre, tengo estas cuatro hidratantes corporales a puntito de acabar. De hecho, estoy segura de que lo haré antes de que se acabe el año. Quería enseñároslas por aquí para darlas por terminadas también, así, cuando se acaben, los botes pasarán a mejor vida.

Manteca corporal de moringa de TBS: Segundo bote del año, es de mis olores favoritos de la marca y es mi hidratante corporal favorita, ¿Cómo me repito, no?

Hidratante corporal de Rituals: Es cierto que es un bote pequeño, pero lo tenía en la lista para acabarlo también, es la que más le queda de las cuatro que tengo aquí, porque es la última que he empezado a utilizar. Teniendo en cuenta eso, me parece que vamos a ser grandes amigas los días que le quedan al mes de Diciembre. Es una hidratante maravillosa, hidrata en profundidad y mantiene la hidratación con el paso de las horas, como pasa con el resto de mantecas de Rituals. ¿Repetiré con ella? Es difícil no pecar con los productos de Rituals…

Loción corporal de Laiseven: Fue un obsequio de la marca en el Desayuno Blogger organizado por Silvia, de Mis cositas en el bolso, el pasado mes de Marzo. Me ha encantado, huele de maravilla, a limpio, se absorbe rápido e hidrata lo suficiente para los meses de verano. Con la llegada del frío, se me queda un pelín corta. Lo mejor, son 75 ml, es ideal para llevar de viaje, puede comprarse en Primor y su precio es de 1€.

Hidratante corporal de la línea Tropical coconut de Ziaja: Aquí el segundo bote gastado, es un olor que me transporta al verano, la hidratación es perfecta para esos meses, pero he tenido que darle caña durante Noviembre y Diciembre y se me quedaba corta en hidratación, aun así, su aroma compensaba con creces.

¿He cumplido con mi reto?

Bueno, pues siendo estricta, no he cumplido, pues de las hidratantes corporales que me propuse terminar, la más grande de todas sigue ahí, en el cajón. En parte es porque, al utilizarla, no me gustó demasiado, así que se fue quedando en el cajón… Hasta hoy.

Es la leche corporal de IDC institute, el aroma es rico, pero cuesta mucho de absorberse, es de estas cremas que, por poca cantidad que apliques, dejan blanquecina la piel, y conforme masajeas para que se vaya absorbiendo, sale más crema blanca, así que es un poco engorroso, sobre todo para las mañanas, que voy rauda y veloz y cada minuto cuenta. Después de meditarlo, la llevaré a la mesilla de noche, intentando darle uso para los pies antes de dormir, aunque no prometo nada, también tiene muchas papeletas de acabar en la basura.

A pesar de no haber gastado esta hidratante corporal, he gastado alguna otra que he comprado (saltándome mi promesa, sí) y alguna más que me obsequiaron en algún evento.

Por lo tanto, de aquí saco varias conclusiones: Que soy la loca de las cremas y que gasto unos cuantos botes a lo largo del año, que no es necesario comprar cada vez que sale una promoción o descuento, solo cuando se acabe lo que estas utilizando.

Dicho esto, este año he descubierto también los aceites corporales de Alma Secret, en especial el de Vainilla de Tahití y sándalo, el cual he ido gastando con cuentagotas para que no se termine. Aproveché el Black Friday para comprar alguna hidratante, puesto que tengo el almacén vacío y necesitaba reponer, pero me he contenido y no he comprado todas las hidratantes corporales que veía, así que estoy contenta con el reto, solo espero mantenerme con esta actitud durante más tiempo.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿vosotros utilizáis hidratante corporal? ¿Habéis probado alguna de las que aparece por aquí? ¿Cuál es vuestra hidratante corporal favorita?

Gracias por leerme! 😉

One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *