10 Productos indispensables en mi rutina

10 Productos indispensables en mi rutina

En el post de hoy vengo a hablaros de unos productos que utilizo con mucha frecuencia y que, considero indispensables. Seguramente, no todos los productos sean indispensables para ti, pero, si lo piensas, posiblemente tengas tu propia lista de indispensables, aquellos que ‘te salvan la vida’ en mas de una ocasión. ¿Quieres ver los míos? ¡Vamos a ello!

SHADE ADJUSTING DROPS DE TBS

Sí, nunca acierto con los tonos de las bases de maquillaje, pero incluso aunque las compre en persona, muchas veces no acaba de ajustarse bien el tono, así que estas gotas blancas de The Body Shop me salvan la vida. También las utilizo para mezclar con esas bases más oscuras de verano cuando quiero ir gastándolas para que no se queden muertas de risa en el cajón hasta el verano siguiente. Su precio son 15€ y pueden comprarse en las tiendas de The Body Shop.

DROPS OF SUN HONEY BRONZE DE TBS

Si las gotas de antes eran para aclarar bases, también tengo el mismo problema, pero a la inversa, cuando compro las bases demasiado claras porque creo que soy mas blanca que un folio, y parece ser que hay gente más blanca que yo. Si no, también cuando empezamos a coger un poquito de tono y la base ya no se ajusta perfecta a nuestra piel, este producto es un salvavidas total. Se trata de las gotas bronceadoras de The Body Shop. Ojo, que en los meses del buen tiempo también lo uso como bronceador en las mejillas, me encanta el acabado que dejan, pero mezclada una gotita con la base puedo subirle el tono sin modificar subtono ni textura. Ya veis como llevo el bote, de este año no pasa. Al igual que las anteriores, pueden comprarse en las tiendas de The Body Shop y su precio ronda también los 16€. Os dejo aquí el post que escribí sobre este producto.

RIZADOR DE PESTAÑAS

Mis pestañas son muy tiesas, largas pero tiesas, así que todos los días utilizo un rizador de pestañas para curvarlas antes de aplicar la máscara de pestañas. La verdad es que, sin esta herramienta, mis pestañas no se curvan nada, aunque trabaje con intensidad la máscara de pestaña al aplicarla. Cuando estuve en Japón compré el de Shu Uemura, me parece una auténtica pasada de rizador y, después más de tres años, está impoluto, a pesar de usarlo todos los santos días. Eso sí, la goma que lleva sí la he cambiado. Si tuviera que comprarme uno ahora, seguramente compraría el de Kevin Aucoin, aunque el de Shue Uemura puede comprarse por Amazon y su precio ronda los 15€.

ILUMINADOR EN BARRA

Desde hace años aplico un producto de este tipo en lo alto del pómulo antes de poner mi base de maquillaje, consiguiendo de esta forma un extra de luminosidad en esa zona, me encanta como queda. De hecho, he gastado varias barras de este tipo y, las que tengo, llevan buen ritmo. Mi favorita por excelencia es la de Kiko, se llama Radiant Touch y es el tono 100, un color champagne bastante clarito.

En segundo lugar, estarían estos dos sticks de Maybelline, uno más rosado y el otro más tostado, que reservo para los meses en los que estoy ‘mas morena’. Aplico el producto directamente de la barra al pómulo y después difumino con los dedos. Os invito a que lo probéis si todavía no lo habéis hecho, conseguiréis un pómulo espectacular. Os dejo swatches de los tres iluminadores y aquí el post que escribí sobre ellos.

GUPILLÓN PARA CEJAS

Todo el mundo necesita peinarse las cejas, aunque no lo hagan, es porque no lo saben todavía, pero me negaréis lo que cambia una cara con las cejas arregladas, bajo mi punto de vista, no hay color. Siempre las peino antes de maquillarlas y, por supuesto, después de hacerlo, en esta ocasión para eliminar el producto sobrante y dejar un aspecto más natural. Hay infinidad de cepillos, casi todas las marcas tienen uno, pero yo he encontrado mi favorito que, además, es low cost. No recuerdo ni la marca, pero sé que lo compré en Online Cosméticos.

PREBASE DE PÁRPADOS

Todos los días utilizo prebase de párpados, aunque sea un look muy sencillo o solo aplique una sombra en crema. No es que tenga los párpados grasos, pero me siento mas tranquila porque, de esta forma, estoy segura de que las sombras no se van a mover. Hay mil prebases diferentes, y tampoco he probado muchas, pero me quedo con una low cost que me parece buenísima, y esta no es otra que la prebase de Milani. Tanto es el boom con esta prebase que me costó un montón de tiempo poder reponerla, pues siempre estaba agotada, así que la que tengo en uso ahora mismo es la Shadow insurance de Too Faced, que no está mal, pero me sigo quedando con la de Milani, que se puede comprar en páginas web como Maquillalia o Glamtown. Si las sombras no te aguantan todo el día, se mueven o te salen pliegues, te recomiendo que pruebes a utilizar una prebase de sombras.

LÁPIZ BEIGE PARA LA LINEA DE AGUA

No es la primera ocasión que os cuento que siempre tengo la línea de agua muy roja, lo que les da a mis ojos un aspecto de cansados y enrojecidos. Esto consigo solucionarlo maquillándola con un lápiz beige. Deja un aspecto muy natural, a la vez que abre y despeja la mirada. Como buena fan de estos lápices, recuerdo cuando no existían y se llevaba el lápiz blanco, quedaba muy artificial, pero, para que engañarnos, me solucionaba el problema. Menos mal que a alguien se le ocurrió hacer lápices de color piel, he probado varios y con el que he repetido ya un par de veces es con Walk of Shame de Urban Decay. Estos lápices son específicos para la línea de agua, por lo que aguantan un montón. Su precio ronda los 19€ y pueden comprarse en los stands de Urban Decay y en su página web.

ACEITE DE ESCUALENO DE THE ORDINARY

Desde que descubrí este aceite, no puedo vivir sin él. Me voy de viaje, se viene conmigo, y es que lo utilizo para un montón de cosas, no solo para hidratar la piel del rostro. Es perfecto para añadirlo a la base de maquillaje, y así consigo mantener la hidratación durante más horas. Lo mismo pasa si lo añado al corrector de ojeras, pues tengo alguno que otro que es demasiado seco para mí, y con este remedio puedo utilizarlo sin problemas.

Es un aceite muy líquido y transparente, que no huele a nada, y cunde una barbaridad, con tres gotitas tenemos más que suficiente para todo el rostro. Hace un tiempo os escribí este post hablando de todas sus propiedades, por si queréis echarle un ojo. Lo mejor, el precio, 7,20€ y puede comprarse en un montón de tiendas y págs. webs.

 

TOALLITAS NÄPS 

El descubrimiento del siglo diría yo. Desde que llegaron a mi vida, después de vérselas a Vircore, no he vuelto a usar otra cosa. También tienen mil usos diferentes, pero yo, fundamentalmente, las utilizo para desmaquillarme. Como primer paso utilizo aceite desmaquillante, el cual retiro con ayuda de una toallita Näp. Después, me lavo la cara con un limpiador y, un numero muy elevado de veces, también lo retiro con la toallita. Las mascarillas, los exfoliantes,…

Cualquier producto se retira estupendamente con estas toallitas. Además, son reutilizables, una toallita me dura para 5 o 6 días, dependiendo de la cantidad de maquillaje que haya usado. Basta con aclararlas en agua, se quedan limpias, las dejo secar y hasta el día siguiente.

Estos son algunos de los formatos en los que se puede conseguir. El tubo está genial para llevar de viaje o en el bolso, aunque cuando hice pedido, compré tres paquetes de 100, para no quedarme sin ellas (ya sabéis, chica previsora vale por dos). Puedes hacerlas crecer con agua micelar, para utilizarla a modo toallita desmaquillante, con agua natural, para limpiarte las manos o algo que necesites. Son de viscosa y no irritan nada, y te lo digo yo, que no puedo usar dos días seguidos algodones en los ojos porque los párpados se me irritan. Para mí han sido una salvación, sin duda, y tengo claro que han llegado para quedarse. Además, conocer a Teresa, la persona que está detrás de las toallitas Näps, aun las hace más especiales.

MAKE ME BROW DE ESSENCE

Siempre voy con prisas, y este producto es un salvavidas de mis cejas, porque las deja arregladas en un segundo. Está claro que no consigues unas cejas super hiper perfectas, pero a mi me rellenan mis huequitos, les aporta un poco de color y me las fija, así que me sobra. Además, ¿su precio? 3€ y poco, ¿qué mas se le puede pedir? He perdido la cuenta de los botes que he gastado, y como no sé donde oí que lo iban a descatalogar, compré unos cuantos botes más, por si acaso.

Y hasta aquí mis productos indispensables. Seguro que me dejo alguno pero, contadme vosotras, ¿qué productos son vuestros indispensables? ¿Os habíais parado a pensar en ellos?

Gracias por leerme! 😉

 

 

2 Comments
  1. sólo coincidimos en las gotas blancas de the body shop y en las toallitas naps 😛 jajajajajaja,

    preciosos tus indispensables 😀

Responder a vircore Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *