Paleta Long Hot Summer de Nars

En el post de hoy vengo a hablaros de la última paleta que me compré sin necesidad alguna y de cómo me robó el corazón. Se trata de la paleta Long Hot Summer de Nars. Aprovechando mi cumpleaños, decidí hacerme un auto-regalo de esos que en la vida de una poti-adicta hacen historia… Decidí hacer un pedido a la web de Nars.

nars2_fotor

El objetivo fundamental del pedido era la paleta Dual Intensity de rostro que la marca lanzó en verano y aprovechando, navegué un poco por su web a ver si encontraba algo suculento que añadir al carrito… Y así fue.

Siempre me había quedado con las ganas de una paletita de Nars, de estas compactas que traen seis sombras. Años atrás sacaron una que estuve a punto de comprar pero al final me eché para atrás. Pues bien, había llegado el día. Me encontré con esta paleta en tonos marrones, perfecta para cualquier look y, al ser estos tonos, estaba segura de que la iba a usar. Así que la incluí en el carrito.

nars3_fotor

Cuando me llegó he de decir que me sorprendió lo pequeña que es. Me imaginaba que tendría un tamaño reducido, pero no tanto! Aunque ahora puedo decir que así mucho mejor, ese es uno de sus puntos a destacar, pues me la he llevado a todas partes. Bueno, hago las presentaciones oficiales…

Como veis, se trata de una paleta compacta, con el packaging típico de Nars, que contiene seis sombras, tres son satinadas, una con pequeñas partículas de purpurina y dos mates. Para seros sincera, le falta únicamente una sombra color vainilla para ser completamente perfecta, pero bueno, nos conformaremos con las sombras que tiene.

nars1_fotor

También era la primera vez que probaba las sombras normales de Nars, así que no sabía cómo iban a responder en el párpado y si serían fáciles de trabajar. Y me sorprendieron, ¡para bien! Son sombras bastante pigmentadas, destacar que pigmentan más cuando las coges con la brocha que con el dedo, que además se difuminan muy bien y no pierden intensidad, incluso las mates. La sombra más oscura de la paleta es una de las mates, y la he usado muchísimo para hacerme ahumados con ella, queda perfecta, no parchea y dura muchas horas en el párpado (siempre usando prebase de ojos). En cuanto a los tonos, la mayoría son cálidos, pero contiene una sombra mate y otra satinada que tiran al topo, pudiendo hacerse looks más fríos.

Una de sus mayores ventajas, como he comentado anteriormente, es su tamaño. Al ser tan compacta, cabe en cualquier neceser, teniendo en cualquier parte una paleta completa de sombras para hacerte looks para cualquier ocasión.

nars5_fotor

A continuación os dejo unos swatches de los tonos, para que los veáis mejor.

Y aquí sobre la piel:

nars7_fotor_fotor

He consultado la página web de Nars, todavía está a la venta y tiene un precio de 42€. Sí, un caprichazo, porque hoy en día hay miles de paletas en tonos neutros que funcionan perfectamente y a precios irrisorios, pero de vez en cuando hay que permitirse algún lujo (que este al alcance de nuestra mano, evidentemente) y mi cumpleaños fue la excusa perfecta para hacerlo. Ahora estoy encantada con este “caprichazo” y la uso muy a menudo.

nars6_fotor

Y hasta aquí el post de hoy, ¿cuál ha sido vuestro último poti-capricho? ¿Conocías esta paleta de Nars? ¿Tienes alguna sombra de Nars?

Gracias por leerme! 😉

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *