¿Vale lo que cuesta? Care Foundation de Pierre Rene.

En el post de hoy vengo a hablaros de una base de maquillaje que me ha robado el corazón. Además es de una marca que me inspira total confianza, tiene un precio bastante asequible y, la verdad, cunde muchísimo. Solamente le he encontrado una pega, pero no quiero adelantar acontecimientos, empecemos por el principio. ¿Queréis saber de qué base de maquillaje estoy hablando? Pues de la base Care Foundation de Pierre Rene.

carefoundation3_fotor

Desde que salió esta base al mercado, ya ni me acuerdo si fue el año pasado o el anterior, me había llamado mucho la atención (soy así, “curiosona”), sin embargo no me decidía a comprarla, fundamentalmente por el tono, pues soy malísima eligiendo tonos “online”.

Después de ver varias reviews sobre ella en internet y algún que otro video en Youtube, decidí aprovechar las rebajas de verano en Maquillalia y cogerla. Además, sorprendida de mí misma, no me cogí solo una, me cogí dos, en dos tonos diferentes claro, aprovechando que no tenía ninguna base con un tono más alto al mío y como se acercaba el verano…

En fin, cogí los tonos 2 y 3. El primero me viene perfecto para mi tono natural de piel y el segundo para cuando estoy más morena (tampoco es que me ponga demasiado morena, pero bueno…). Antes que nada, os recuerdo que mi piel es normal tirando a seca excepto la zona de la nariz que tiene una textura diferente (no sé muy bien por qué) que me “escupe” todas las bases que me pongo (cosas que pasan y que aprendes a vivir con ello).

Desde el primer uso siempre he utilizado esponjita para aplicarla, pues leí que era como mejor se integraba en la piel (si quieres aplicarla con brocha o con las manos, se aconseja que des los últimos toques con esponja para conseguir un mejor acabado) y la verdad es que me ha encantado el resultado.

Vamos a hablar un poco de la formulación de la base. Según nos indica la marca, se trata de una base de maquillaje en base agua, esto quiere decir que, para usarla debemos agitar bien con el fin de que se mezclen uniformemente todos los componentes y que, además, es apta para todo tipo de pieles, pues también indica que es libre de siliconas y aceites.

 Otro punto a destacar de esta base de maquillaje es que lleva tratamiento para el cuidado de la piel, es decir, mientras estamos aportando color a nuestro rostro para unificar el tono, también estamos tratando nuestra piel. Algunos de los ingredientes que lleva son extracto de té verde y pepino, ácido hialurónico y vitamina E, aportando propiedades anti-envejecimiento, calmantes y nutritivas.

En cuanto a la textura, la base es bastante fluida, no tanto, por ejemplo, como la Face and Body de Mac, pero si más que otras. Para mi gusto, considero que esto me ayuda a extenderla mejor por la piel, dando toquecitos con la esponjita para integrarla perfectamente.

Una vez aplicada, podemos ver la cobertura que tiene. Al menos, en mi caso, diría que es una cobertura ligera-media, pues me cubre las rojeces que tengo en el rostro, unificando el tono, sin embargo si tienes alguna marquita un poco más visible, como puede ser un granito, no lo cubre. Para mí, en esto de la cobertura está más que aprobada, pues no tengo demasiadas imperfecciones, mi problema son más las rojeces que quedan neutralizadas lo suficiente para diario.

En cuanto al acabado, es otra de las cosas que me ha conquistado de esta base. Es un acabado jugoso, sin llegar a ser excesivamente brillante, dejando la piel suave al tacto y sin transferencia, cosa que me encanta, además no es nada pesada, no notas que la llevas puesta. Tiene un SPF 15 que no está mal (menos es nada, oiga).

En cuanto a la duración, no tengo queja, aguanta bastantes horas intacta y con el mismo acabado. Con el paso de las horas se pierde un poco por la zona de la mandíbula  y me saca un poco de brillos en la zona de nariz (ambas cosas me pasan  con todas las bases).

Ahora vayamos a la pega que tiene esta base, que no es otro que su envase. Como podéis ver, se trata de un envase de cristal que viene con un cuentagotas para dosificar el producto. Lo primero, entiendo que en un bote de cristal se mantienen mejor las propiedades que pueda tener la base, pero eso no quita que sea muy incómodo y un peligro para llevártela de viaje (o simplemente para tenerla en casa – hola, tengo manos de mantequilla… -). Con respecto al cuentagotas, creo que la base no es lo suficientemente líquida como para sacar el producto, al menos en mi caso. Lo que hago es ayudarme con el cuentagotas para dejar sobre mi mano la cantidad de base que sale adherida a él.

carefoundation4_fotor

Así que, como conclusión, puedo decir que  la base me gusta por su aplicación, acabado, duración y calidad-precio, así como la cobertura que tiene. La única pega que le veo es el envase y el aplicador, no sé cómo lo haré cuando me quede poca cantidad de producto (supongo que ponerlo boca abajo y usar algún utensilio como una espátula para aprovechar la máxima cantidad posible).

carefoundation7_fotor

Y hasta aquí la entrada de hoy, ¿habéis probado esta base de maquillaje? ¿Qué tal os ha funcionado a vosotras? ¿Está en vuestra wishlist?

Muchas gracias por leerme! 😉

 

 

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *