Ampollas Endocare Radiance C-oil free

Ampollas Endocare Radiance C-oil free

En el post de hoy vengo a hablaros de unas ampollas que estoy utilizando estas últimas semanas, y me apetecía contaros todo sobre ellas antes de que se terminaran. Son unas ampollas de vitamina c y de proteoglicanos, aptas para todo tipo de pieles y que dejan una luminosidad espectacular. Son las Endocare Radiance C-oil free ampollas

¿Qué nos dice la marca?

Regenera, repara e ilumina la piel.

Ampollas intensivas con una fórmula que reduce los signos del envejecimiento y previene su aparición. Su textura fluida libre de residuo graso es ideal para las pieles normales grasas. No comedogénico.

SCA® Growth Factor Technology se combina con un sistema antioxidante de alta tolerabilidad para una acción antioxidante, regeneradora e hidratante con un aporte extra de luminosidad a la piel. Testado bajo control dermatológico y oftalmológico.

¿Qué ingredientes tienen?

Estas ampollas contienen un 15% de vitamina C pura estabilizada y un 2% de proteoglicanos.

Personalmente, me encanta la vitamina C, intento utilizarla casi todo el año, en alguna de mis rutinas, ya sea por la mañana o por la noche (o en ambas). La vitamina C aporta muchísima luminosidad a la piel y, además, se nota, es un activo que, con el uso continuado, notas sus efectos.

Los proteoglicanos son unas moléculas compuestas que conforman la estructura de las células y que se encuentran unidos a la membrana de las células y a la matrix extracelular.

Estas sustancias tienen capacidad regenerante y restauradora, esto implica que pueden mejorar la elasticidad, firmeza e incluso, la luminosidad de la piel.

Snail secretion filtrate. Propylene glycol. Aqua. Saccharide isomerate. Hexylene glycol. Polysorbate 20. PEG/PPG-20/6 dimethicone. Sodium ascorbyl phosphate. Sodium chloride. Tocopheryl acetate. Urea. Fructose. Glucose. Aspartic acid. Glutamic acid. Parfum. Polyquaternium-10. Citric acid. Tetrasodium EDTA. Dextrin. Sucrose. Alanine. Hexyl nicotinate. Hydroxycitronellal. Coumarin. Geraniol. Linalool. Hexyl cinnamal. Limonene.

¿Para qué tipos de piel estarían recomendadas?

Éstas, en particular, están recomendadas para todo tipo de pieles, su textura es bastante fluida, no es muy oleosa, se absorben bastante rápido sin dejar sensación grasa en la piel. La marca tiene diferentes tipos de ampolla para cada tipo de piel. Para pieles sensibles, pueden reaccionar a la concentración de vitamina C, por lo que yo las introduciría en la rutina progresivamente. No obstante, mi piel es sensible, las utilizo por las mañanas y no me han irritado.

¿Cómo es el producto?

En primer lugar, hablaremos del envase. Este producto viene en formato ampolla, no llega a ser monodosis, porque cada ampolla da para 2-3 veces, pero la ventaja que tiene este formato es que el producto se conserva mucho mejor, es como estrenar un serum cada dos días. Dentro de la caja viene todo lo necesario para abrir la ampolla y no morir en el intento. Todas esas piezas que lleva ‘de ayuda’ son de plástico. Lleva una pieza que se coloca en el cuello de la ampolla y nos ayuda a romperlo sin que nos cortemos (ya no hay peligro), después, la ampolla lleva un capuchón con una pequeña abertura que nos ayudará a dosificar el producto y, además, lleva un tapón para aplicarlo en el dosificador y preservar el producto de la mejor manera posible mientras tenemos la ampolla abierta. En un principio, una vez abierta, lo ideal es utilizar la ampolla en los 2-3 días siguientes.

En cuanto a la textura, es bastante líquida, tiene una ligera viscosidad que facilita su aplicación en el rostro, realizando un ligero masaje. Antes de continuar con el resto de la rutina, lo ideal sería que se absorbiera por completo.

No tiene un aroma muy destacable, pero esto es algo muy subjetivo,

Una vez la piel absorbe el producto, podemos continuar con nuestra rutina, la piel queda muy luminosa, pero nada grasa.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarlas?

El formato ampolla siempre me ha parecido ideal por lo que os comentaba antes, es como si estrenaras un serum cada 2-3 días. He probado diferentes ampollas de vitamina c y de proteoglicanos, pero no había probado los de esta marca. Decidí coger las específicas para pieles normales a grasa por si las utilizaba en verano, aunque ahora me están funcionando genial.

El formato es muy práctico y cómodo, además, ahora con ese ‘abre fácil’ es muy complicado cortarse ni que queden astillitas en el borde, a peligro de que caiga algún mini trocito en el producto y nos podamos lastimar al aplicarlo sobre el rostro. La ampolla da para tres veces sin problema, cunde una barbaridad, yo lo aplico en rostro, cuello y escote y las estoy utilizando en mi rutina de mañanas.

Para que se absorba bien el producto, lo aplico, y mientras se asienta, me maquillo los ojos. Los días que no me maquillo, aprovecho ese ratito para desayunar, y así después puedo seguir con mi rutina.

La textura me resulta super agradable de utilizar, no es nada oleosa, pero se extiende super fácil por la piel, realizando un ligero masaje. Tiene un aroma muy sutil, por lo que eso tampoco es problema, y cuando se absorbe, la piel queda super luminosa, es una pasada.

Conforme las he ido utilizando, noto mi piel más lisa y el tono un poco mas uniforme, pero no creo que sea solo por estas ampollas, sino por la rutina que sigo en su conjunto.

Sin embargo, hay una cosa que no me termina de convencer, y no es por el producto propiamente en sí, sino por el embalaje. Las ampollas vienen en bandejitas de plástico de 5 ampollas cada una. Cada bandeja lleva su abridor de ampollas y dos tapones, todo esto de plástico. Además, cada ampolla lleva su propio capuchón individual, por lo que hay 30 capuchones de plástico.

Esta claro que es muy práctico y muy cómodo, cada ampolla con su sistema individual, pero no creo que sea necesario. Antes, solamente venía un abridor en todo el paquete, y solo venía un capuchón, y no pasaba nada, se reutilizaba y listo, entonces, personalmente no creo que sea necesario todo lo que encontramos dentro de la caja.

Estas ampollas me están encantando, sí, pero posiblemente cuando las termine, busque ostras alternativas (finalmente, los serums en bote de cristal serían una mejor opción, al menos en términos de residuos).

¿Dónde pueden comprarse y cuánto valen?

Yo las compré en Mi Farma, aprovechando una promoción que había en la marca, pero pueden comprarse en todas las farmacias y parafarmacias que vendan la marca. Su precio ronda los 40 euros, aunque os recomiendo mirar diferentes opciones para poder aprovechar alguna promo.

Como conclusión…

Si buscáis un tratamiento para aportar luminosidad, elasticidad e hidratación a la piel y tenéis la piel normal o grasa, estas ampollas pueden ser una muy buena opción. Estrenas tratamiento nuevo cada dos o tres días, por su formato en ampolla, y los efectos se notan a los pocos usos sobre la piel. Tiene una textura muy agradable sobre la piel y deja una luminosidad espectacular.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado estas ampollas? ¿utilizáis vitamina C en vuestra rutina?

Gracias por leerme! 😉

One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.