Descubrimientos maquillaje 2020

Descubrimientos maquillaje 2020

En el post de hoy vengo a hablaros de mis descubrimientos de maquillaje durante el año que acaba de terminar. Al igual que os conté en el post anterior sobre mis descubrimientos de cosmética, que os lo dejo aquí por si alguien se lo perdió, me apetecía reunir en un post los productos de maquillaje que más me han sorprendido durante el 2020. Como os decía, favoritos de maquillaje he tenido muchos, además os los he ido enseñando mes a mes, y que podéis encontrar en posts anteriores, así que ahora he preferido centrarme en nuevos descubrimientos de maquillaje que han llegado para quedarse. ¡Vamos a ello!

Norvina Pro pigment palette vol. 1 de Anastasia Beverly Hills

La mejor paleta que tengo, no se puede comparar a ninguna otra, y ya no me refiero por los tonos, porque sí, acostumbrada a tonos neutros, esta paleta sale completamente de mi zona de confort, sino por la calidad de las sombras. Hace unas semanas escribí este post dando mi opinión completa sobre ella, no podéis perdéroslo porque creo que merece mucho la pena.

En resumen, os diré que es una paleta con unas sombras de calidad altísima, fáciles de trabajar y super pigmentadas, que, además, no caen en la zona de la ojera cuando las estamos aplicando ni durante la jornada, no son nada polvorientas y aguantan muy bien en los ojos.

Hay otras tres paletas más de esta colección y son todas preciosas, así que, si estáis pensando en invertir en alguna paleta de buena calidad, os recomiendo que les echéis un ojo a las Norvina de Anastasia Beverly Hills. Su precio ronda los 70 euros, pero siempre pueden aprovecharse descuentos. Las venden en Sephora, en su propia web y en feel unique, que es donde yo la compré.

Blush and lift de Revolution Pro

Y llegó mi obsesión por los coloretes en crema. Sin duda, el 2020 ha sido el año de los coloretes en crema, y estos han sido unos que me han conquistado. En formato gloss, son unos coloretes fáciles de utilizar, tienen una duración buenísima y, además, dejan una sensación de frescor en las mejillas (super agradable para el verano, sinceramente ahora los uso menos porque me dan frío, las cosas como son).

Encontramos tres tonos, de los cuales, mi favorito es Peaches, es el más especial, pero cualquiera de los tres es precioso. Los otros dos tonos son más claros, por lo que, si sois un poco morenas de piel, tal vez no se os noten demasiado. Estaría genial que Revolution sacara más tonos este año, porque iría de cabeza a por ellos. Su precio ronda los 7-8 euros y pueden comprarse en las webs donde vendan la marca. Escribí este post sobre ellos hace unos meses, por si os apetece echarle un ojo.

Creaseless concealer de Tarte

Qué ganas tenía de probar este corrector, y no me ha defraudado en absoluto, pues me parece el corrector de ojos perfecto para ojeras secas y rebeldes como la mía.

Tiene una cobertura buenísima, no es cobertura total pero sí bastante alta, muy pigmentado, con muy poquita cantidad es más que suficiente. Yo siempre aplico un poco de producto en el dorso de la mano y, ya, de ahí, cojo producto y lo aplico en cada ojera.

Os hablé de él en este post y, además, os hice esta comparativa con su primo hermano, Shape tape, de la misma marca, por si estáis dudando cuál os iría mejor. Hay muchísimos tonos, yo tengo dos, pero el que mejor se adapta a mi tono de piel es 25S.

Con el paso de las horas, la zona de la ojera se mantiene hidratada, húmeda, manteniendo la zona confortable, sin marcar líneas más de la cuenta. Creo que se ha convertido en mi corrector favorito. Su precio ronda los 30 euros, no es económico, pero fácilmente puede durar un año, pues se usa poquísima cantidad, y, además, siempre puedes aprovechar ofertas para comprarlo. Lo venden en Sephora.

Skin Equal de Mádara

Tenía muchas ganas de probar esta base de maquillaje y, finalmente, aprovechando descuentos en la marca, me hice con ella… y llegó para quedarse. Es una base de acabado bastante natural, ligeramente luminosa, cobertura media y duración muy buena, además, sigue manteniendo ese acabado tan bonito con el paso de las horas y aguanta bastante bien la mascarilla.

Os hablé de ella en este post, por si estáis pensando en probarla. En mi caso, siempre sello la zona t para que me aguante mejor, pero el resto no lo sello, no me hace falta y me encanta el acabado que deja. Su precio ronda los 36 euros, puede comprarse en la web de la marca o en Laia Martin Shop, tengo dos tonos, porque primero compré el 20 y me quedaba claro, así que compré el 50 para mezclarlas y así conseguir mi tono (esto me viene genial para poder usarla todo el año, pues voy mezclando la cantidad de cada uno de los tonos en función de mi necesidad). Si os gustan los acabados naturales, ligeramente luminosos, las texturas ligeras y cobertura media, esta base puede que os guste.

Esmaltes Brescia

Marca revelación durante este año en cuanto a esmaltes de uñas se refiere. Me han enamorado tanto que son los que suelo utilizar normalmente, ya no solo los tonos de colores, sino también su base ‘uñas de acero’ y su ‘brillo acrílico’.

Tienen un pincel muy fácil de utilizar, un montón de colores super bonitos, secan bastante rápidos y me duran intactas toda la semana. Encima, son muy económicos, y muchas veces ponen descuentos en su web. Para mí, uno de los mejores esmaltes que he probado, calidad-precio son de 10.

Os dejo este post donde os cuento más cosas sobre ellos y os enseño los tonos que tengo.  Conocí esta marca gracias al IV desayuno Blogger amigas valencia y no puedo estar más contenta con este descubrimiento.

Paletas BH Cosmetics

Unas paletas low cost que no tienen nada que envidiar a paletas de sombras de alta gama, ¡me las compraría todas! Este año me estrené también con la marca BH cosmetics, aprovechando un descuento en Beauty Bay, estas paletas me salieron aún más económicas de lo que son normalmente.

Su precio ronda los 15-18 euros, tienen 16 sombras, mates y satinadas, con una calidad maravillosa. Son polvorientas, pero no se pierden al difuminar en el párpado, los colores son igual de vibrantes en los ojos que en la paleta y se trabajan fácilmente. Para mí, calidad-precio, son un 10, merecen muchísimo la pena.

Os hablé de ellas en este post, por si queréis ver swatches completos de ambas.

Coloretes Nudestix

Antes os decía que el 2020 ha sido el año de los coloretes… Pues bien, otra marca que ha llegado a mi vida pisando fuerte y para quedarse es Nudestix y sus coloretes en stick, no pueden gustarme más, además, he ampliado bastante la colección últimamente, así que prometo enseñaros todos los tonos que tengo, juntitos, en un post.

Estos coloretes me parecen súper cómodos de utilizar y de transportar, pueden difuminarse incluso con los dedos, son productos multiusos que pueden usarse tanto en mejillas como en labios y ojos, así que no nos haría falta mucho para conseguir un look completo. Os dejo aquí un maquillaje que realicé en igtv usando solo estos coloretes.

El precio de estos sticks ronda los 28 euros, pero siempre los he comprado aprovechando descuentos, generalmente en Sephora, aunque también los venden en Lookfantastic y en Cultbeauty.

Labial Starwoman de Nars

Un rojo super favorito de este año ha sido Starwoman de Nars. Tenía muchas ganas de probar estos labiales, pero me daba miedo que no me convenciera la fórmula. Al final, aprovechando descuentos en la web de Sephora, decidí hacerme con este tono y, madre mía, me parece que están genial.

La única pega que le pondría es que es demasiado líquido, por lo que cuesta un poquito maquillarse los labios, sin embargo, el aplicador es perfecto y muy cómodo, ideal para ir delineando los labios con precisión. Una vez seco, es bastante fijo, pero sí que transfiere, por eso no suelo utilizarlo ahora con la mascarilla, pero el color me parece espectacular y la fórmula comodísima, no me reseca los labios en absoluto.

Tengo fichados más tonos, pero como no me funcionan del todo bien con las mascarillas, no me decido a comprarlos todavía, ya que se quedarían muertos de risa en el cajón. El precio de estos labiales ronda los 26 euros y pueden comprarse en Sephora.

CC dull correct de Erborian

Después de ver mucho esta cc cream (y las otras que tiene la marca) por redes sociales, decidí comprar el tamaño mini para probarla y descubrir si todo lo que contaban sobre ellas es cierto, y tengo que decir que sí.

Esta cc cream deja un tono muy saludable y luminoso en la piel, tiene una cobertura baja, yo diría que unifica el tono de la piel, que, realmente, para diario, tampoco pido más, pero lo que más me gusta es el acabado que deja, luminoso sin llegar a ser excesivamente glow, muy natural, es como si no llevaras nada, pero tuvieras la piel estupenda.

El único problema que tiene es que solo hay un tono y, ahora mismo, se nota un poco de corte en el cuello cuando la aplico, pero la he utilizado los meses de verano, que no es que me ponga super morena, pero un poquito de tono sí cojo, y se adapta genial.

Cuando la sacamos del envase es de color lila, pero al aplicarla sobre el rostro se convierte en tono piel y se difumina e integra con la piel de maravilla. La suelo aplicar con brocha tupida, a movimientos circulares, es como más me gusta el acabado. El precio del tamaño de viaje, que es el que yo tengo, es de 18,99 euros, tiene 15 ml, cunde mucho, la verdad, y puede encontrarse en Sephora.

Paleta de bronceadores Revolution

Y, por último, para compensar, un producto low cost que estoy segura de que voy a tocar pan. Es esta paleta de bronceadores de Revolution pro. Son cuatro bronceadores y el tono es COOL (hay otro con tonos más cálidos). De los cuatro bronceadores, tres son mate y uno es satinado. El más oscuro no suelo utilizarlo, demasiado oscuro para mí, pero los otros tres, les he dado una caña impresionante este año, me encanta el acabado que dejan en el rostro, el polvo es bastante fino y, aunque son polvorientos, se trabajan bastante bien en la piel.

Su precio ronda los 9€ pero los compré en la propia web de Revolution UK, estaban de oferta y me costaron 4,99€, así que, os podéis imaginar, yo feliz por el precio y por lo que me gustan estos bronceadores.

El packaging es de cartón y, a pesar de que se ensucie muchísimo, es bastante resistente.

Y hasta aquí mis descubrimientos en cuanto a maquillaje se refiere del 2020, ¿Qué os parece? ¿Coincidimos en algún producto? ¿los habéis probado? ¿Cuál ha sido vuestro mayor descubrimiento del 2020?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.