Probando Natumaroc

Probando Natumaroc

En el post de hoy vengo a hablaros de unos productos que llegaron a mi vida hace unos meses gracias al IV Desayuno Amigas Blogger Valencia, organizado por Silvia de ‘Mis cositas en el bolso’ el pasado 12 de Septiembre, y se trata de una marca muy interesante con unos productos de muy buena calidad. Después de estar probándolos un tiempo, vengo a contaros qué me han parecido dos de ellos, el tercero en discordia se ha ganado un post para él solito, pero un poco más adelante. ¡Vamos a ello!

¿Queréis saber un poco más sobre Natumaroc?

Se trata de una empresa dedicada a la cosmética natural utilizando como ingrediente principal el aceite de argán 100% puro y natural, prensado en frío.

Esta empresa está afincada en Marruecos, único país donde crece el árbol del cual se extrae el aceite de argán, pudiendo así directamente trabajar con las cooperativas fabricantes y controlar los productos desde la recolección hasta el embalaje final para su exportación.

Y ahora veamos los dos productos que estoy usando.

Shampoo aromático con aceite de argán

Se trata de un champú que contiene, como podréis imaginar, aceite de argán, que limpia suavemente la fibra capilar, aportando suavidad. Este champú revive y recupera los cabellos tratados y dañados, restaura los niveles de hidratación y, además, le aporta brillo.

El aceite de argán nutre el cabello, aportándole vitamina E, omega 3 y omega 9 y, además, contiene cedro, romero y eucalipto.

¿qué ingredientes tiene?

Os dejo el INCI:

Aqua, sodium cocoamphoacetate, glycerin, lauryl glucoside, sodium lauryl glucosa carboxylate, cocamide dea, sodium chloride, argania spinosa kernel oil, cocamidopropyl betaine, sodium cocoyl glutamate, glicol distearate, laureth-4, benzyl alcohol, coco-caprylate, parfum (fragance), dehydroacetic acid, citric acid, limonène.

Destacar que la marca nos indica que no contiene parabenos, colorantes, fosfatos, siliconas ni aceites minerales.

¿Cómo es el producto?

Hablemos del envase, que es una de las cosas que también me gustan de él. Es de plástico y lleva un dispensador tipo pump, lo más cómodo del mundo para tenerlo en la ducha y utilizarlo sin problemas. El aroma es super rico, a pesar de llevar eucalipto, no es excesivamente fuerte, como hay algunos casos en los que, incluso, te hacen llorar. Este champú no, tiene un aroma alucinante.

Es bastante líquido, sale bien por el dispensador y cunde bastante, en mi caso, que tengo el cabello bastante largo, con un par de ‘pumps’ tengo suficiente. Hace bastante espuma, algo que a mí me gusta, y se aclara con facilidad.

¿Qué tal mi experiencia utilizándolo?

Desde el momento en el que lo aplicamos sobre el pelo y masajeamos, la sensación es muy agradable, huele muy bien y hace el momento de la ducha muy agradable. Hace bastante espuma, además el dosificador hace que sea muy cómodo de utilizar. Se reparte bien por el cabello y se aclara con facilidad. Siempre utilizo mascarilla después, llevo el pelo muy largo y lo tengo muy fino, tengo que utilizar productos de este tipo que me faciliten el desenredado, pero después de secarlo, el pelo está suelto y sin nada de peso, me gusta mucho el resultado.

Crema corporal nutritiva con aceite de argán

El segundo producto del que quiero hablaros es la crema corporal nutritiva con aceite de argán. Gracias a las propiedades hidratantes y antioxidantes del aceite de argán, nuestra piel se mantiene sana, nutrida y sin sensación de tirantez. Hidrata, nutre y regenera y es apta para todo tipo de pieles.

¿Qué ingredientes tiene?

La marca nos indica que, además del aceite de argán, contiene te verde, hierba luisa y menta, y es sin parabenos, sin colorantes, sin siliconas, sin fosfatos y sin aceites minerales.

Os dejo el INCI:

Aqua, prunus amygdalus dulcis, glyceryl-stearate, glyceryn, sorbitol, coco-caprylate, PEG-100 stearate, isopropyl myristate, stearic acid, benzyl alcohol, palmitic acid, argania spinosa (argan)kernel oil, parfum (fragance), xanthan gum, cetyl alcohol, dehydroacetic acid, limonene, citral, pentaerythrityl tetra-di-t-butil, hydroxyhydricinnamate,linalool, pyruvic acid, citronelol, geraniol.

¿Cómo es el producto?

El envase es similar al del champú, un bote de plástico opaco con dispensador tipo pump. En este caso, también me parece algo ventajoso, porque da menos pereza aplicarse producto si conseguimos obtenerlo simplemente apretando el dispensador.

Tiene una textura muy fluida, es bastante líquido, algo que también facilita su aplicación sobre la piel, se masajea fácilmente y se absorbe super rápido, por lo que nos podemos vestir enseguida, nada más aplicarlo.

Con el paso de las horas, la piel se mantiene elástica e hidratada, sin sensación de tirantez.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarlo?

En primer lugar, destacar el dosificador, me parece lo más cómodo del mundo, aquí las perezosas no tienen excusas. El aroma es super rico, fresquito, como a cítricos, pero no es exactamente a citricos, no sé muy bien definirlo, será la hierba luisa y la menta… Lo importante, es que es un aroma fresco, sin unas notas claramente destacables, y tampoco es excesivamente intenso, tal vez, solo en el momento de aplicarlo, por lo que yo creo que le podría gustar a todo el mundo. La textura es muy líquida, se extiende super bien sobre la piel y se absorbe rápidamente, no es de estas cremas que, cuando comenzamos a extenderlas por el cuerpo, la piel se va quedando blanca y parece que la crema esté criando, para nada. Una vez se absorbe, noto la piel confortable, hidratada y elástica. Con el paso de las horas, sigo teniendo la misma sensación en la piel, sobre todo en las piernas, cuando llega la noche y me pongo el pijama, no noto la piel seca ni tirante (algo que ocurriría si no aplicara crema).

¿Dónde pueden comprarse y cuánto cuestan?

Ambos productos contienen 400 ml y pueden encontrarse en algunas farmacias online, como Mi farma. También, desde hace poco tiempo, pueden encontrarse en Amazon. Su precio ronda los 6-7 euros.

Como conclusión…

Si estáis buscando productos que contengan aceite de argán, que os hidraten y que sean respetuosos tanto con la piel como con el cabello, estos dos productos merecen mucho la pena.

En cuanto al champú, hace bastante espuma, tiene un aroma muy rico y nada fuerte, después el cabello queda suave y brillante, y aguanta más días limpio, siempre tened en cuenta que no tengo ningún problema capilar y no tengo el cuero cabelludo graso, pero mi pelo es muy fino y no lo apelmaza, lo deja suelto y con volumen en la raíz, para mí, no puedo pedir más.

Con respecto a la crema corporal, pues simplemente me encanta. Si sois de esas personas que os da pereza aplicaros crema en el cuerpo, ésta sería una muy buena opción porque el dispensador hace que sea muy cómodo y práctico, la textura es super fluida, casi líquida, por lo que no hay que masajear en exceso para que se absorba, el aroma es muy rico, como a cítricos, pero tampoco es excesivamente intenso y la piel se mantiene hidratada todo el día.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿conocías estos productos? ¿Utilizas productos con aceite de argán?

Gracias por leerme.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.