Creaseless concealer de Tarte

Creaseless concealer de Tarte

En el post de hoy vengo a hablaros de un descubrimiento maravilloso para mi ojera seca, y es que he encontrado un corrector que, no solo tiene una cobertura excelente, sino que, además, mantiene la zona del contorno de ojos hidratada con el paso de las horas, la piel no se ve reseca ni marca más líneas de las que tengo, además prácticamente se mantiene en estas condiciones durante toda la jornada. No me extraña toda la fama que tiene. Es el Creaseless Concealer de Tarte Cosmetics. A continuación, os cuento todo sobre él.

¿Qué nos dice la marca?

Un corrector antiojeras waterproof, de cobertura total y cremoso con un aplicador de precisión para una aplicación infalible y 16 horas de hidratación.

¿Qué ingredientes tiene?

La marca nos dice que, entre sus ingredientes, encontramos:

  • Maracuyá: rico en ácidos grasos esenciales y vitamina C, aporta a la piel luminosidad, firmeza e hidratación.
  • Vitamina C: alto poder antioxidante, combate los radicales libres para disminuir los signos visibles del envejecimiento prematuro de la piel.
  • Vitamina E: Conservante natural que también actúa como emoliente y antioxidante.
  • Pigmentos minerales: calman y suavizan la piel.

A continuación os dejo el INCI que he sacado de la página web de Sephora:
Caprylic/Capric Triglyceride, Bis-Diglyceryl Polyacyladipate-2, Cetyl Alcohol, VP/Hexadecene Copolymer, Silica Dimethyl Silylate, Microcrystalline Wax, Tocopheryl Acetate, Phenoxyethanol, Caprylyl Glycol, Ascorbyl Palmitate, Passiflora Edulis Seed Oil, Tocopherol. May Contain (+/-): Titanium Dioxide (Ci 77891), Iron Oxides (Ci 77492, Ci 77491, Ci 77499), Yellow 5 Lake (Ci 19140).

¿Para qué tipos de piel estaría recomendado?

Se trata de un corrector que mantiene la hidratación del contorno del ojo, así que estaría recomendado para aquellas personas cuyo contorno de ojos sea seco y que todos los correctores tienden a resecar la zona y a marcar las arrugas o líneas de expresión.

¿Cómo es el producto?

En primer lugar, hablemos del envase. El producto viene en un envase de plástico duro, transparente, con un tapón de rosca y un aplicador tipo gloss. El aplicador, en sí, no es excesivamente grande, como pasa con su primo Shape Tape, tiene un tamaño normal.

El producto tiene una textura densa, pero, al calentarlo con los dedos, se funde con la piel muy fácilmente. Tiene una cobertura alta, aunque diría que no es full cover, pero aun así para ojeras marcadas puede funcionar bien.

Otro punto a destacar es que hay muchísimos tonos, y además con subtonos cálidos, fríos y neutros, seguro que encontráis uno que se adapta a vuestro tono de piel.

Lo que tiene de especial este corrector es que mantiene la zona del contorno de ojos hidratada todo el tiempo, con el paso de las horas, sigue estando húmedo, aportando luminosidad y sin resecar la piel, no pierde cobertura con el paso de las horas.

En cuanto al aroma, pues no puedo destacar nada en especial, porque no me da la sensación de que huela a nada, así que mejor que mejor.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarlo?

Tengo la zona del contorno de ojos bastante seca, muchas veces los correctores suelen resecarme aun más, aunque no selle la zona con polvos (no suelo hacerlo, pues eso agrava mas la situación), dando a mi rostro un aspecto de cansada y, además, sacándome más arrugas y líneas de las que realmente tengo. Sigo en la búsqueda del corrector de ojos ideal y, después de ver este mucho tiempo por redes, decidí comprarlo aprovechando un descuento que pusieron en Sephora.

Hasta la fecha, mi corrector favorito era flawless concealer de Elf, os dejo aquí el post que escribí sobre él, y hay otro que ha llegado pisando fuerte, The Concealer de Mádara, que de éste os hablaré próximamente, pero el Creaseless Concealer de Tarte ha llegado pisando fuerte, y no sé si desbancará al de Elf.

Este corrector, como os comentaba anteriormente, tiene la peculiaridad de quedar húmedo todo el tiempo, así la zona sigue viéndose luminosa y la piel del contorno de ojos no me estira pasadas un par de horas. Es comodísimo de llevar, tiene una cobertura muy buena, para mí más que suficiente, porque en mi caso, la ojera no la tengo demasiado marcada, pero es hiperpigmentado y se estira una barbaridad, es decir, hay que usar muy poquita cantidad para cubrir toda la zona de la ojera. Cuando digo poca cantidad, es poca, porque claro, si aplicamos demasiado producto, es inevitable que se acumule en las líneas de expresión, así que, para no pasarme, me gusta aplicar un poco de producto y de ahí ir cogiendo y aplicando en la zona de la ojera.

Suelo utilizar la beauty blender para aplicarlo sobre el rostro, aunque siempre termino de asentarlo sobre la piel dando ligeros toquecitos con la yema del dedo. De esta forma, noto como si el corrector se integrara completamente en la piel. La zona se ve muy luminosa y eso se traduce en un rostro descansado y aspecto de buena cara al instante, es increíble todo lo que puede hacer un simple producto.

En cuanto al tono, el que yo elegí fue 20B, pero me queda un pelín clarito, lo puedo usar, pero para mi gusto queda claro, así que posiblemente aproveche algún descuento para hacerme con algún otro tono.

No he probado a utilizarlo en otras zonas del rostro, por ejemplo, para cubrir imperfecciones, aunque no sé si me terminaría de convencer, sobre todo por ese acabado jugoso, como húmedo, con el paso de las horas. Creo que para ese fin hay otros correctores que funcionarían mejor.

El aplicador tipo gloss hace que sea muy cómodo de utilizar, tanto si quisiéramos aplicar directamente en la zona de la ojera o si queremos depositar producto en el dorso de la mano, tiene un tamaño normal, ideal para esa zona del rostro.

Es un corrector que me está encantando, y creo que ha llegado para quedarse. Es cierto que no es precisamente económico, pero al usar tan poquita cantidad, cunde una barbaridad, así que, calidad-precio creo que merece la pena. Si a eso le añadimos que, muchas veces, hay promociones o descuentos, siempre podemos ahorrarnos unos euros.

¿Dónde puede comprarse y cuánto vale?

La marca Tarte puede comprarse en su página web o en Sephora, que es donde suelo comprarla. El precio de este corrector es de 30,55 euros y tiene 8 gramos (eso pone en la web, porque en mi envase pone 6,5 gramos, así que… ahí lo dejo).

Como conclusión…

Si vuestra ojera es muy seca y siempre notáis esa sensación de tirantez cuando pasan las horas de ir maquillada, os recomiendo que lo probéis. Es un corrector realmente hidratante, muy pigmentado, con una cobertura alta, que cubre perfectamente las ojeras, con muy poquito producto y manteniendo la zona hidratada todo el día. No reseca ni se mueve, y, con el paso de las horas, la zona sigue hidratada y luminosa. Os recomiendo aprovechar los descuentos que ponen en Sephora de vez en cuando para conseguirlo más económico, yo lo compré aprovechando que había un 30% de la marca y, si considero que, a pesar de costar 30 euros merece la pena, imaginad si encima nos sale más económico.

 

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado este corrector? ¿Cuál es vuestro corrector favorito?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.