Finiquitando (Vol. 44)

Finiquitando (Vol. 44)

En el post de hoy vengo a hablaros de productos terminados. Ya tocaba otra ronda de productos que llevo unos meses usando y que han llegado a su fin, para contaros qué me han parecido y, lo más importante, si repetiría con ellos o no. ¿se habrán convertido estos productos en indispensables para mí? ¡Vamos a verlo!

Champú hidratante de aloe vera de Fructis

El verano pasado (sí, hace mucho, ¿verdad?) compré este champú, buscaba la mascarilla de la misma línea, pero estaba agotadísima, así que decidí probar este producto a ver qué tal, y tengo que decir que no me ha gustado nada. He tardado tanto en gastarlo porque lo he alternado con otros champús ya que éste me dejaba el pelo con poco volumen y, la verdad, eso de hidratación, nada de nada. Después de utilizar champú siempre utilizo algún tipo de mascarilla, y ni probando con diferentes mascarillas, el problema era el propio champú. No me deja volumen en el pelo y, bueno, no es que lo deje sucio, pero tampoco me lo deja tan suelto como a mí me gusta. Así que, después de meses de ‘sufrimiento’, he conseguido terminarlo. Como os podéis imaginar, no repetiré con él.

Mascarilla de dátiles para cabello seco de Klorane

Vamos con otro producto para el cabello. En esta ocasión, se trata de una mascarilla para cabellos secos y dañados (mis puntas están bastante secas). Os hablé de ella aquí, pues fue mi producto elegido para el poti reto mensual en el que hablamos de mascarillas para el cabello. No me ha funcionado mal pero, sinceramente, por su precio, esperaba más. Hay mascarillas mucho más baratas que me dejan mejores resultados sobre el cabello y otras igual de caras que sí me gustan, así que no creo que repita con ésta. Sin embargo, tengo que decir, que los champús de esta marca me encantan.

Crema de ducha Lord of Misrule de Lush

Una crema de ducha de color verde intenso con un aroma especiado, me ha encantado, es super agradable utilizarlo en la ducha, todo el baño se queda con el aroma del gel que, a mí, personalmente, me encanta, aunque tengo que reconocer que es un aroma que, posiblemente, no a todo el mundo le guste. Hace bastante espuma, limpia bien y consigue que tengas una ducha muy sensorial. El precio de estos geles es elevado, pero me gusta darme algún caprichín de vez en cuando y usarlo en días en los que me apetece duchas más especiales. No sé si todavía esta a la venta, lo sacan solo en determinados momentos del año o ya nunca volverá, pero si me encuentro con él en alguna de mis visitas a Lush, no descarto repetir.

Desmaquillante bifásico de Alma Secret

Un bifásico para los ojos que no escuece en los ojos, ¡me encanta! Es cierto que, al tratarse de un producto con ingredientes naturales, hay que agitar con insistencia para que las dos fases del desmaquillante se mezclen. Tiene una textura muy oleosa y deja la zona con bastante carga de aceite, sin embargo, para mí no es un problema ya que luego voy a lavar el rostro, así que voy a eliminar todos los restos que hayan podido quedar.

No creo que repita, al menos de momento, porque prefiero usar un único producto para desmaquillarme todo el rostro, ya sea con un aceite o una manteca desmaquillante, pero mi ha parecido un producto ideal para aquellas personas que sí utilizan productos para desmaquillar distintos para ojos y rostro y que, además, tienen los ojos sensibles, pues este producto es super respetuoso y, como os decía, si os entra un poquito en los ojos de manera accidental, no pica ni escuece ni nubla la vista. Su precio es de 18,75€ y puede comprarse en su página web.

Crema corporal de aloe vera de Tabaibaloe

Esta crema corporal vino directamente desde las Islas Canarias, regalo de mis suegritos cuando estuvieron de viaje por allí, y me ha encantado. He preferido utilizarla en los meses más calurosos porque su textura es más ligera que una manteca y, este tipo de textura me funciona mejor para esa época del año. Lo único que me ha chocado un poco ha sido su aroma, pues, al ser una crema de aloe vera, me esperaba un aroma fresco y, sin embargo, olía literalmente a estos chupachups que tienen un chicle en medio, ¿sabéis cuáles os digo? Huele a cereza, un olor dulzón e intenso. Puede comprarse en Druni y su precio es muy asequible.

Minitalla Talasso Scrub Sales exfoliantes revitalizantes de Collistar

En el confinamiento hice un pedido a Primor para reponer básicos que necesitaba (y mascarillas quirúrgicas, todo sea dicho) y me pusieron esta minitalla del exfoliante de Collistar. Pues bien, me ha encantado. Es un exfoliante que utiliza la sal marina para conseguir esa exfoliación, funciona super bien, pero, además, dejaba una sensación de frescor en la piel maravillosa. Es de los exfoliantes que me gustan a mí, con dos fases, una más oleosa y otra formada propiamente por el gránulo para exfoliar. He estado mirando donde podría comprar el tamaño grande y donde mejor sale de precio es en Primor, así que no descarto hacerme con ella cuando termine los que tengo por casa (estoy intentando no acumular productos… difícil, pero ahí voy).  El precio es de 34,74€ por 700ml en Primor.

Aceite corporal Cleopatra de Alma Secret

Mi super favorito, desde que lo descubrí, este invierno lo he usado muchísimo. Tanto me gusta que ya tengo su repuesto. Ha sido el primer aceite corporal que he utilizado, y tengo que decir, que me he vuelto fan de este tipo de producto. Deja la piel super hidratada y con un aroma espectacular. Como sabéis, la línea Cleopatra de  Alma Secret me encanta, tiene sándalo y vainilla de Tahití, esa combinación de aromas me parece increíble. Además, perdura en el tiempo. Al aplicarlo sobre la piel se absorbe rápidamente mientras realizamos un masaje. El truco está en coger un poco de producto y calentarlo entre las palmas de las manos antes de aplicarlo sobre el cuerpo. De esta forma, conseguimos que se absorba mucho más rápido. Cuando lo aplico por la mañana, mi piel sigue hidratada todo el día, así que, sí, se ha convertido en un básico. Este producto ha venido para quedarse. Su precio es de 22,50€ y puede comprarse en su página web.

Tónico milky de Pixi

Este tónico me ha super encantado. Tiene un aroma increíble, es líquido pero noto que me aporta hidratación al rostro, lo he usado aplicándolo tanto con las manos como con un pulverizador (me encanta poner los tónicos en este tipo de envase, me resultan mucho más agradables de utilizar) y además, a pesar de ser el tamaño pequeño de 100 ml, me ha cundido una barbaridad. Tengo claro que repetiré con él, aunque de momento voy servida en lo que a tónicos se refiere. Puede comprarse en Sephora o Lookfantastic y su precio ronda los 11€. También tenemos el tamaño de 250 ml que, cuando repita con él, será el que compre.

Contorno de ojos de Naobay

Descubrí este contorno de ojos en el III desayuno Amigas Blogger que organizó Silvia, de ‘Mis cositas en el bolso’, el año pasado. Una de las marcas invitadas fue Naobay, y pudimos cotillear y trastear con gran parte de los productos de la marca. Este contorno me encantó, por lo que decidí comprarlo para probar a ver qué tal funcionaba. Tenéis este post donde os hablo en profundidad de él y de mi experiencia al utilizarlo.

Sin embargo, no lo terminé, en invierno se me quedaba un poco corto en hidratación, así que comencé a usar otro contorno de ojos que me aportara lo que mi piel necesitaba en ese momento, dejando éste a la espera de que llegaran los calores. Pero, al rescatarlo del cajón, unos meses después, su aroma ha cambiado, lleva demasiados meses abiertos y el producto ya no está en las mismas condiciones que cuando lo estaba usando, así que me deshago de él.

Me parece un buen producto, textura muy agradable y, si tu ojera no es demasiado seca, puede funcionarte bien. No descarto comprarlo de nuevo, además su precio es muy asequible, pero tendrá que ser el verano que viene ya que, de momento, tengo productos al uso y, de cara al invierno, necesito más hidratación y nutrición.

Brochas

Creo que es la primera vez que me voy a deshacer de unas brochas de maquillaje. En esta ocasión, una de ellas es porque ya está viejita y la otra porque no ha resultado ser lo que esperaba. En primer lugar, hablemos de la brocha tipo Yachiyo. La compré en Aliexpress, hace un montón de años, yo diría que, por lo menos 3 o 4. La he utilizado hasta la saciedad y, aunque su pelo no era el más suave del mundo, sí que me ha funcionado a las mil maravillas. Sin embargo, ahí es donde se ve la calidad de la misma, después de numerosos lavados, los pelos del centro ya no han vuelto a su forma, se ha quedado como abierta, con los pelos metidos hacia dentro, así que he decidido que ya ha llegado su momento, ya no puedo utilizarla como toca, así que se va a la basura. Por menos de 2€ que me costó, creo que ha merecido mucho la pena.

Por otro lado, la segunda brocha es de Primark, tiene forma triangular, el pelo bastante tupido, la compré fundamentalmente para aplicar productos en crema, pero resultó ser una castaña, pues se lava muy mal. Cuesta mucho de eliminar todos los restos de maquillaje, tarda la vida en secarse y, para ser sincera, nunca creo que se llega a limpiar del todo. Tampoco la he usado demasiado, no le he dado muchas oportunidades, pero es que, como os decía, me parece una auténtica castaña. No recuerdo cuanto me costó, pero siendo de Primark, no creo que su precio fuera más de 4€, y eso, 4€ tirados a la basura, no le doy ninguna oportunidad más, con la pereza que da, ya de por sí, limpiar las brochas, como para que encima sea una ‘misión imposible’. Así que, a la basura.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado alguno de estos productos? ¿Qué es lo último que habéis terminado? ¡¡Contadme!!

Gracias por leerme! 😉

2 Comments
  1. Yo si soy de las que necesito y quiero un producto específico para desmaquillar lis ojos y más por la máscara de pestañas

    1. Este desmaquillante bifásico está genial, sobre todo porque no escuece en los ojos!!!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.