Crema facial aloe vera de Grisi

Crema facial aloe vera de Grisi

En el post de hoy vengo a hablaros de una crema hidratante que he sacado del poti-almacén unas semanas, ‘aprovechando’ que habían venido los fríos. Se trata de la crema hidratante de aloe vera de Grisi, una marca de cosmética que tuve el placer de conocer gracias a Valencia Beauty y que llegó a casa para quedarse. Ya os hablé hace unos meses de su sérum hidratante de aloe vera en este post, un serum con una textura espectacular que deja la piel super rellenada e hidratada. Ahora le toca el turno a la crema hidratante, ¿me habrá gustado tanto como el serum? ¡vamos a ello!

¿Qué nos dice la marca?

Crema facial altamente hidratante, regenera y mantiene el equilibrio natural de la piel. Enriquecida con elementos protectores y nutritivos. Mantiene la piel hidratada todo el día. Sin parabenos. Uso diario. Piel seca

¿Qué ingredientes tiene?

Os dejo el INCI del producto:

Analizando un poco los ingredientes, es maravilloso ver que el segundo ingrediente es el aloe vera. Hay muchos productos en el mercado que, por ejemplo, su reclamo es que llevan ácido hialurónico y, cuando revisas el INCI, lo descubres por detrás de los conservantes, es decir, que la cantidad que ese producto puede llevar de ácido hialurónico es mínima (inferior al 1%). Sin embargo, eso no ocurre con esta crema.  Además lleva manteca de karité y aceite de girasol.

Entre sus ingredientes, encontramos también la parafina líquida (mineral oil), hay gente que tiene problemas con las parafinas (o aceite mineral), pero tengo que decir que, en mi caso, no he tenido ningún problema. Las parafinas lo que hacen es ayudar a retener el agua en la piel, creando una película. Si tenemos una rutina de limpieza adecuada, no tienen por qué obstruirse nuestros poros más de lo normal, ni provocarnos granitos, al menos en condiciones generales, pues está claro que cada piel es un mundo y hay pieles que pueden tener problemas concretos con algunos componentes.

¿Para qué tipo de pieles estaría recomendada?

La marca la recomienda para pieles secas, totalmente de acuerdo por su textura, que es un poco densa, así que yo la he sacado para utilizarla ahora, que es cuando mi piel necesita una hidratación extra.

¿Cómo es el producto?

Hablemos, en primer lugar, del envase. El producto viene en un envase de cristal blanco, opaco, con un dispensador tipo ‘pump’ y un tapón de plástico. Al ser el envase de cristal, es un poco pesado, pero para estar en el baño, tampoco me importa. Cuando me he ido fuera de casa, pongo un poco de crema en un tarrito y listo, no tengo que ‘cargar’ con todo el bote, así que no hay problema por ser de cristal (bueno sí, el problema son mis manos de mantequilla y mi torpeza, pero de momento no he tenido ningún percance con este bote, y que siga así…).

La textura de la crema es bastante densa, aunque al masajearla sobre el rostro, se absorbe sin problemas, y más cuando la piel pide ‘agua’ a gritos. Por eso estaría recomendada para pieles secas o para momentos en los que nuestra piel necesite mucha hidratación, de lo contrario puede ser que vuestra piel ‘no la acepte’ (esto os lo aclaro en el siguiente punto). Una vez se absorbe, la piel queda suave e hidratada, muy elástica, y admite perfectamente el maquillaje. Además, lleva spf 15, que no está mal.

El aroma, ¡ay el aroma! Creo que aquí no tengo filtro… Huele exactamente igual que el serum hidratante de aloe vera, y a mí este aroma me encanta. Se que hay gente a la que no le apasiona, pero a mí me super encanta, así que eso también contribuye a que el momento de aplicarla sea aún mejor.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarla?

Ahora viene cuando os cuento lo de que puede ser que vuestra piel no la tolere. Cuando probé esta crema por primera vez, allá por junio, con el calor que hace ya por esas fechas, al menos aquí, en Valencia, y con la humedad que hay, esta crema no me fue nada bien. Era ‘too much’ para mi piel, en ese momento no necesitaba una hidratación tan profunda, así que quedó relegada al cajón, a la espera de que llegaran los fríos. Y esos fríos llegaron, así que hace unas semanas, rescaté esta crema del cajón y fue como si de otra crema distinta se tratara. Más bien, no era otra crema, sino otra piel, o bueno, otras necesidades distintas. En invierno mi piel está mucho más seca y, además, se resiente un montón de los cambios bruscos de temperatura (sales a la calle y hace frío, entras en los sitios y está la calefacción a tope), así que esta crema me está ayudando a mantener mi piel hidratada y a que no me salgan rojeces o irritaciones a causa de estos cambios de temperatura.

Es cierto que, cuando la aplico sobre el rostro, cuesta un poco de extender, así que voy poco a poco, a ligeros toquecitos y movimientos circulares hasta que se absorbe por completo (que eso pasa casi enseguida), dejando mi piel super suave, agradable al tacto y, lo mejor de todo, es que la noto confortable, nada tirante. Y la sigo notando así con el paso de las horas. Con otras cremas que se me quedan cortas en hidratación, después de llevar dos horas en la oficina, entre el maquillaje y la calefacción, mi piel está super tirante, y con ésta no me pasa, así que he encontrado una crema ideal para los meses del frío, y si a esto le sumamos lo mucho que me gusta el aroma, ya ni os cuento.

¿Dónde puede comprarse y cuánto vale?

Puede comprarse en la propia web de la marca, os dejo aquí el link, aunque también podéis encontrar esta crema en algunas farmacias online y en la parafarmacia de El Corte Ingles. El precio de esta crema ronda los 20€ y tiene 60 gr.

Como conclusión…

Si vuestra piel lleva mal los cambios bruscos de temperatura, es seca o necesita un aporte de hidratación intensiva, esta crema puede ser vuestra salvación. No la recomendaría para pieles mixtas o, al menos, no aplicarla en esas zonas que generan más grasa, pero sí en las que necesitan más hidratación. Con esta crema hidratante de aloe vera conseguimos mantener nuestra piel hidratada y confortable durante toda la jornada. Me gusta utilizarla por la mañana porque tiene spf 15 y deja la piel preparada para aplicar después el maquillaje. El precio no es excesivamente alto y es fácil de conseguir ya que, si no quieres hacer pedido online, puedes comprarla en El Corte Ingles.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado esta crema? ¿Vuestra piel sufre con los cambios de temperatura? ¿Qué productos utilizáis para protegerla frente al frio?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *