Cream Lip Stain de Sephora

Cream Lip Stain de Sephora

En el post de hoy vengo a hablaros, por fin, de unos labiales líquidos muy conocidos entre todas las beautyjunkies y que, al menos para mí, son de los pocos labiales líquidos fijos de acabado mate que me resultan cómodos. Se trata de los Cream Lip Stain de Sephora.

Llevaba un tiempo queriendo hacer este post y, cuando me he dado cuenta, tengo ya 15 tonos diferentes, y seguro que amplío mi colección. Lo bueno, que hay infinidad de tonos, para todos los gustos, desde nudes naturales, nudes más subidos, rojos, fucsias, granates… e incluso negro o verde.

¿Qué os parece si os hablo un poco de estos labiales y, después vemos los tonos que tengo? ¡¡Vamos a ello!!

¿Cómo son los labiales Cream lip Stain?

Se trata de unos labiales líquidos que, cuando se secan, quedan fijos en el labio, dejando un acabado mate. El envase es tipo gloss, su aplicador es bastante preciso como para poder hacer el arco de cupido con precisión, aunque si quieres tener los labios de 10, siempre es mejor recurrir al pincel para perfilar con el producto.

La textura de estos labiales es bastante ligera y líquida, por lo que se aplica sobre los labios fácilmente, eso sí, siempre retiro el exceso de producto antes de aplicar sobre los labios. Es un labial bastante fijo, puedes hablar y beber (agua, fundamentalmente) sin problemas y, además, no reseca en exceso. Es cierto que todos los labiales líquidos que se quedan fijos y con acabado mate tienden a resecar, pero, para mí, éstos son de los más cómodos que he probado.

Sin embargo, una vez dicho esto, tengo que aclarar que son palabras totalmente subjetivas, a mí puede que me funcionen estupendamente pero que no sean para ti, conozco personas que los adoran como yo y otras que no les funcionan bien en sus labios, así que tendrás que decidir si quieres probarlos o no. Lo bueno, que su precio es bastante asequible, si no estoy equivocada, son 12,95€, pero siempre puedes aprovechar y hacerte con uno de estos labiales cuando ponen descuentos, que suele ser bastante a menudo y estos labiales, al ser de su propia marca, siempre entran en el descuento.

En cuanto a los tonos, en este post vais a poder ver, nada mas y nada menos, que 15 tonos diferentes, sí, realmente no era consciente de todos los tonos que tenía, vas comprando… Y al final te juntas con 15 labiales diferentes de la misma gama, pero esto es posible porque tienen infinidad de tonos y, de un tiempo a esta parte, también los tienes con diferentes acabados, por ejemplo, metálico, aunque yo me quedo con el acabado mate. He intentado ordenar por número los labiales e ir enseñándolos por grupos de 5, para evitar que esto se haga eterno.

Tonos 1, 3, 4, 14, 16.

En esta primera tanda descubrimos los tonos más icónicos de estos labiales, que son el tono 01, EL ROJO podríamos decir, que el mío está en las últimas, todo sea dicho, y el 03 que en su momento se dijo que era clon de Dragon Girl de Nars y, teniendo los dos, ahora, os digo que no se parecen absolutamente en nada.

El tono 04 salió en la primera remesa, en la que había como 8 o 9 tonos, no más, y después desapareció. No sé si lo volvieron a sacar pero con otro número, no estoy segura. De lo que sí estoy segura es que es una lástima, el color es precioso. En las últimas posiciones, tenemos el 14 y el 16 que, aunque parecen muy similares, a simple vista no lo son. Uno de los dos tiene como una especie de micro partículas de purpurina que, gracias a Dior, una vez en los labios, no se aprecian. Aun asi, ambos tonos son preciosos.

Tonos 17, 25, 42, 88 y 91

Aquí aparecen tonos más variopintos. En primer lugar, el tono 17 es un rojo apagado e intenso que me encanta, ya sabéis que soy más de labiales color vino. El 25 es un color muy especial, un color que no pasa indiferente, pues casi siempre que lo llevo, alguien me pregunta qué labial es. Diría que es como un color caldera, un rojizo anaranjado, con un punto teja, muy especial y muy bonito. Continuamos con el tono 42, si no recuerdo mal, éste lo compré en Estados Unidos hace un par de años, antes de que llegaran aquí todos los millones de tonos diferentes que hay. Este tono es un rojo granate oscuro muy elegante, con un punto amarronado.

El tono 88 es completamente diferente, se trata de un rosa/morado precioso, un poco ‘berry’ diría yo, es el último en llegar a casa y, por lo tanto, no lo he usado mucho todavía, pero me encanta, creo que este verano seremos grandes amigos, pues lo veo un tono perfecto para esta época del año. Por último, para finalizar este bloque, está el tono 91, un rosa fucsia muy vibrante.

Tonos 94, 95, 96, 97 y 101

En el último bloque, predominan los rojos y el último pone la nota discordante. Empezamos por el tono 94 que, una vez aplicado, no tiene mucho que ver con el tono del envase. Cuando lo aplicamos sobre los labios es, más bien, un tono cereza, precioso, pero no llega a ser rojo. El tono 95, sin embargo, para mí, sería como el rojo por excelencia, sin subtonos frios o cálidos, simplemente rojo, precioso y perfecto.

Seguimos con el tono 96 que es un rojo un poco más frío, personalmente me veo más favorecida con estos tonos, así que os podéis imaginar que éste me gusta más que el anterior. El 97 es un rojo más oscuro, me encanta, creo que es mi favorito de este grupo. Por último, el 101 es un morado claro, de estos tonos que nunca sé definir pero que me encantan, aunque es cierto que no le doy todo el uso que se merece.

Para que podáis comparar, os dejo una foto donde aparecen el tono 01 y el 95, como veis, hay ciertas diferencias, pero si tenéis uno de los dos, no sería necesario el otro. En mi caso, el 01 está a punto de morir, así que, de momento, no repetiré con él, pues tengo el 95.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado estos labiales? ¿Qué tal os funcionan a vosotros? ¿Algún tono que necesite en mi vida?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *