Ampollas bioestimulantes FACTOR G de Sesderma

Ampollas bioestimulantes FACTOR G de Sesderma

En el post de hoy vengo a hablaros de un tratamiento de choque que he utilizado hace unas semanas. Se trata de las ampollas bioestimulantes de la gama FACTOR G de Sesderma. El tratamiento consiste en 7 ampollas, una para cada día de la semana, que contienen diferentes factores de crecimiento de origen 100% vegetal y que nos van a ayudar a aportar firmeza, luminosidad e hidratación a nuestra piel.

Según nos indica la marca, se trata de un potente concentrado de factores de crecimiento para el rejuvenecimiento del rostro: Reafirma la piel, incrementa su elasticidad y alisa las arrugas, gracias a la estimulación del colágeno y la elastina. Ideal como tratamiento de choque. Tratamiento intensivo rejuvenecedor con efecto tensor inmediato y efecto antiarrugas a largo plazo.

Las ampollas bioestimulantes Factor G de Sesderma tienen un doble efecto, uno inmediato, consiguiendo una piel más tersa y luminosa, por lo que es un tratamiento perfecto para utilizar en momentos puntuales, cuando necesitamos que nuestra piel luzca radiante. A largo plazo, conseguimos una piel reafirmada e hidratada. Entiendo que, para conseguir estos efectos a largo plazo, tendríamos que usar el tratamiento de manera continuada, por lo menos una vez al mes (no descarto probarlo durante varios meses. Si lo hago, ya os cuento).

Esta vez no he probado yo sola estas ampollas, varios compis se animaron a probarlas conmigo, para ver qué cambios experimentaban nuestras pieles. La verdad es que fue muy divertido, pues cada día llegábamos al trabajo contando nuestras experiencias de haber utilizado la ampolla de ese día.

¿Qué son los factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento* (GF- growth factors) son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica, que intervienen en la comunicación entre las células. Dependiendo de cada tipo de factor de crecimiento, intervendrá en unos procesos o en otros. En estas ampollas se utilizan varios factores de crecimiento de origen 100% vegetal que os detallo a continuación:

EFG: Estimula la formación de colágeno y elastina, mejorando la elasticidad de la piel.

TGF-B2: Regenera la matriz dérmica, estimula la producción del colágeno más interno.

VEGF: Aporta un extra de nutrientes a la piel para que se vea más saludable.

HGF: actúa reduciendo significativamente la pigmentación de la piel, por lo que nos unifica el tono.

IGF-1: Ayuda a redensificar y aumentar el grosor de la epidermis, consiguiendo una piel más lisa.

TRX: Ayuda a combatir el estrés oxidativo y prevenir el fotoenvejecimiento de la piel, neutraliza los radicales libre

TIMP -2: combate contra el envejecimiento de la piel, suavizando arrugas y líneas de expresión.

¿Para qué pieles estarían recomendadas?

La marca nos indica que estarían indicadas para todo tipo de pieles, de hecho, entre mis compis encontramos pieles muy dispares y a todos nos han funcionado bien.  Podrían usarlas incluso las pieles sensibles, pues no irritan, calman y regeneran la piel.

A continuación, os detallo los factores de crecimiento que contiene cada ampolla, en función del día de aplicación, y el efecto que conseguimos con ellos:

DÍA 1 (EFG): REAFIRMAN, multiplican las proteínas de la piel.

DÍA 2 (TGF-B2, TGF-B3, GM-CSF): REGENERAN el sostén dérmico.

DÍA 3 (VEGF): NUTREN, nutrición celular.

DÍA 4 (HGH): UNIFICAN el tono de la piel.

DÍA 5 (IGF-1): REDENSIFICAN, aportan cuerpo y elasticidad a la piel.

DÍA 6 (TRX): PROTEGEN, neutralizan los radicales libres + antioxidante.

DÍA 7 (TIMP-2): REJUVENECEN, reduce el fotoenvejecimiento.

¿Cómo se utilizan las ampollas?

Cada ampolla tiene su propio capuchón de plástico que nos va a ayudar a abrirla con facilidad. Además, ese capuchón tiene una boquilla con un tapón. Una vez hemos abierto la ampolla, quitamos la parte sobrante y encajamos el capuchón en la ampolla, pues como el capuchón tiene una boquilla con un tapón, nos ayudará a dosificar el producto.

Aquí tengo que decir que, según mi experiencia al utilizar estas ampollas, se abren fácilmente con la ayuda del capuchón pero, sin embargo, me ha resultado imposible encajarle el capuchón para dosificar la cantidad de producto.

Las ampollas están preparadas para gastarse en las siguientes 24 horas desde que se abren, así que, es tiempo suficiente, pues utilizamos media ampolla por la mañana y la otra media por la noche.

¿Cómo es el producto y qué tal mi experiencia al utilizarlas?

En primer lugar, si nunca habéis usado productos en formato ampolla, puede que os resulte un poco costos el abrirlas. Con ayuda del capuchón que trae cada ampolla, esta tarea es mucho más fácil y con menos peligro de cortarse.

En cuanto al envase, el formato ampolla de cristal no me termina de convencer ya que soy un poquito patosa y no sería la primera vez que se me cae una al suelo y, además de que se hace añicos, desperdicias el producto. A pesar de eso, me parece que este formato esta genial en cuanto a la conservación del producto.

El producto en sí va cambiando en función de la ampolla, algunos son mas aceitosos y otros un poco más lechosos, pero todas las ampollas se absorben bastante bien, tiene un olor agradable (esto ya sabéis que es cuestión de gustos) y cunden mucho, de hecho, hay alguna que da para ponerse no solo en cara, cuello y escote, sino en brazos, hombros… En mi opinión, me encanta esta textura aceitosa, me resulta muy agradable de aplicar y masajear mientras se va absorbiendo el producto. Además, me deja la piel muy confortable y por las noches no he aplicado ningún producto después (por las mañanas sí, aplicaba mi crema hidratante después, una vez se había absorbido la ampolla completamente).

¿Dónde pueden comprarse y cuánto cuestan?

Estas ampollas pueden comprarse en las farmacias donde vendan la marca, así como en las farmacias online y parafarmacias. Os aconsejaría que, antes de comprar, compararais precios, pues hay bastante diferencia entre unas páginas web y otras. Yo las compré en Mi Farma a un precio de 19,95€.

Como conclusión…

Me parece un tratamiento muy interesante a tener en cuenta, sobre todo porque realmente se notan los efectos sobre nuestra piel al utilizar las ampollas. Soy partidaria de hacer tratamientos de este tipo varias veces al año, así como incluso las usaría en momentos puntuales para preparar la piel de cara a un evento. Después de utilizar las ampollas, mi piel está mucho más suave, luminosa e hidratada, tiene un aspecto muy saludable, así que repetiré con ellas en alguna otra ocasión.

Como os he comentado anteriormente, no usé este tratamiento sola, mis compis decidieron probarlas también, y puedo decir que todos han quedado sorprendidos de los resultados de usar las ampollas. Entre mis compis, encontramos variedad tanto en tipos de piel, hombres y mujeres, piel madura seca, piel grasa con tendencia acneica, piel con dermatitis seborreica,… Y todos han notado la piel más luminosa y suave.

Así que, si buscáis un tratamiento de choque para dar a vuestra piel un chute de luminosidad e hidratación en poco tiempo, tenéis que probar estas ampollas. A largo plazo no puedo deciros si cumple lo que prometen, pues solo he usado una caja, es decir, 7 días. Si al final decido usarlas de una manera más continuada, os contaré.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿conocías estas ampollas? ¿Las has probado? Cuéntame más abajo.

Gracias por leerme! 😉

________________________________

*fuente: wikipedia

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *