Kit básico de brochas

Kit básico de brochas

En el post de hoy vengo a hablaros de brochas y pinceles… Sí, otra vez. Hace no mucho, os dejé en el blog mi top 5 de brochas low cost y mi top 5 de pinceles low cost. Esta vez quería enseñaros cuales serían mis brochas básicas para tener un kit de uso personal.

Esto es algo muy subjetivo porque, realmente, con ayuda de las manos y un par de brochas, tal vez, tendríamos suficiente, pero aun así, me apetecía contaros cuales son las que considero que deberíamos tener para conseguir un look perfecto. Está claro que si vamos con prisas, pues posiblemente no realicemos todos los pasos todos los días, pero está bien tener estas herramientas para el día que necesitemos hacernos un maquillaje un poco más elevado o para ir haciendo nuestro neceser de maquillaje.

He intentado pensar siempre en brochas y pinceles económicos que me funcionen, pero este post no está pensado en recomendaros ciertas brochas en concreto, sino, más bien, en los tipos de brochas que deberíamos tener para poder realizarnos un maquillaje completo y, a su vez, los diferentes usos que podemos darle a una misma brocha. Aun así, os daré varios ejemplos de cada una de ellas. Así que, después de esto, vamos a ver qué tipos de brochas y pinceles deberíamos tener.

!Antes de seguir!

En cuanto al tipo de pelo que se utiliza para hacer las brochas, es recomendable utilizar aquellas que son de pelo sintético para productos fluidos o en crema, y las que son de pelo natural para productos en polvo. Evidentemente, sería recomendable utilizar siempre brochas de pelo sintético, pero eso ya depende de cada una.

BROCHAS PARA ROSTRO

BROCHA PARA APLICAR LA BASE DE MAQUILLAJE

Hay muchas personas que se aplican el maquillaje con las manos, no es una opción que me desagrade, de hecho, yo misma lo hago de vez en cuando, sobre todo cuando voy con prisas pero quiero unificar el tono de mi piel, y mezclo un poco de base de maquillaje con mi crema hidratante.

Sin embargo, si queremos un acabado más pulido o una mayor cobertura, sería recomendable que utilizáramos una brocha para aplicar la base de maquillaje. A la hora de elegir una brocha para este fin, tenemos que saber qué acabado queremos conseguir. Si usamos una brocha más tupida, conseguiremos mayor cobertura y si, por el contrario, usamos una brocha con el pelito más suelto, conseguiremos un acabado más natural.

Por ejemplo, os enseño dos brochas de Real Techniques que me encantan, la primera, Buffing Brush, tiene el pelo más suelto, así que conseguimos una buena cobertura pero acabado natural.

En segundo lugar tenemos la Expert Face Brush, de la misma marca, que tiene el pelo mucho más tupido, por lo que con esta conseguimos mayor cobertura.

En último lugar, os enseño una mofeta pequeña, este tipo de brochas, al tener el pelo mucho mas suelto, conseguimos un acabado mucho más natural. La que os enseño es la 122 Stippling Brush de Zoeva.

BROCHA PARA CORRECTOR

Con el corrector pasa un poco lo mismo que con la brocha para la base, si queremos mayor cobertura, os recomiendo una brocha sintética plana, tipo lengua de gato. De esta forma, conseguimos aplicar el producto más concentrado y, por lo tanto, damos mayor cobertura a la zona. Si, por el contrario, usamos una brocha con el pelo más suelto, conseguiremos difuminar el producto sobre la zona de la ojera pero sin llegar a alcanzar tanta cobertura.

Mi brocha favorita para esta zona es la Setting Brush de Real Techniques, buena, bonita y barata. Su pelo está lo suficientemente suelto como para dejar un acabado natural pero lo suficientemente tupido como para conseguir cobertura.

Si quisiéramos la máxima cobertura, deberíamos utilizar una brocha tipo lengua de gato.

BEAUTY BLENDER

Hace unos años, descubrí esta esponjita y, desde entonces, podría decir que es la herramienta que utilizo en el 95% de mis maquillajes. Con ella, conseguimos un acabado muy natural, el producto se integra fácilmente en la piel y, al tener la puntita, podemos usarla para aplicar también el corrector. De hecho, la utilizo para aplicar todo tipo de productos en crema: la base, el corrector, bronceadores, coloretes e iluminadores líquidos o en crema.

He probado muchas esponjitas de diferentes marcas y precios, y tengo que deciros que no he encontrado ninguna como la Beauty Blender. La venden en Maquillalia o Sephora, por ejemplo, y su precio ronda los 13-14€. Sí, no es económica, pero me parece una herramienta tan versátil y consigues un acabado tan maravilloso, que me compensa con creces.

BROCHA PARA POLVOS/COLORETE/BRONCEADOR

Para empezar, sería suficiente con una brocha para estos tres productos. Por eso, lo ideal sería elegir una brocha que fuera lo suficientemente grande como para poder aplicar polvos en el rostro sin tardar demasiado pero, lo suficientemente ‘pequeña’ como para poder aplicar el bronceador o el colorete en el lugar adecuado, y no por toda la mejilla.

Por ejemplo, una opción sería la Blush Brush de Real Techniques, que tiene un tamaño perfecto.

Particularmente, me encantan las brochas tipo Yachiyo, (ésta es de Burlesque) pues son acabadas en punta, lo que nos ayuda a tener precisión a la hora de aplicar los diferentes productos y, además, tienen el pelo lo suficientemente suelto como para difuminarlos mientras los aplicamos.

No obstante, os dejo alguna otra opción más, para que podáis elegir, como por ejemplo, ésta de Primark, que me parece que está genial para el precio que tiene.

BROCHA PARA ILUMINADOR

Es cierto que si elegís una brocha tipo Yachiyo para aplicar el colorete o el bronceador, esta misma os puede servir para el iluminador. Sino, también podríais usar la brocha de pelo suelto que os comentaba antes para aplicar el corrector como herramienta para aplicar el iluminador, siempre que éste fuera en crema (no creo que mezclar en un mismo uso brochas para productos en crema y productos en polvo sea buena idea…). Sino, las brochas que a mí más me gustan para aplicar el iluminador suelen ser brochas pequeñas, para controlar el área donde lo aplicamos, y con el pelo suelto, tipo la que os enseñaba antes para el corrector, Setting Brush de Real Techniques. De hecho, esta brocha me gusta tanto para varias cosas, que en casa hay como tres o cuatro.

PINCELES PARA OJOS

PINCEL DE DIFUMINAR

Considero que es básico tener un pincel para difuminar. La clave para que un look de ojos se vea bonito está en difuminar correctamente, y para ello necesitamos un pincel que tenga el pelo suelto.

Hay infinidad de marcas que tienen pinceles para difuminar, por ejemplo Better tiene la Blender eyeshadow brush, que está genial y su precio no llega a 4€.

Además, las otras dos opciones que os enseño en la foto anterior, son un clásico, el 227 de Zoeva, y una incorporación del 2018 a mis pinceles, la marca es Z’oreya, compré un set de 4 pinceles por 8€ o así, y estoy encantada con ellos. Éste en particular es perfecto para difuminar. Os dejo aquí el post donde os hablaba de ellas.

PINCEL DE LENGUA DE GATO

Si el pincel que os enseñaba antes es un imprescindible, también lo es un pincel con forma de lengua de gato para aplicar sombras.

Estos pinceles planos tienen el pelo mucho más compacto, consiguiendo así coger mayor cantidad de sombra y aplicarla mucho más concentrada en el párpado. Os enseño, en primer lugar, el pincel 232 de Primark, que es un poco más gordito, pero que funciona estupendamente a un precio ridículo.

La otra opción es el pincel 234 de Zoeva. Las brochas y pinceles están muy bien, aunque han ido subiendo el precio y, hoy en día, creo que hay otras opciones en el mercado bastante buenas por menos precio.

En un kit súper básico, sería suficiente con estos dos tipos de pinceles aunque os voy a añadir otros dos que, no estaría de más tener.

PINCEL PARA DETALLES

Suelen ser muy pequeños, ya que lo que buscamos conseguir al usarlos es aplicar sombra en lugares muy concretos, dar un punto de oscuridad al final del ojo, dar un punto de luz en la zona del lagrimal o, por qué no, delinear con sombra a ras de pestañas, tanto superiores como inferiores.

Dentro de este tipo de pinceles podríamos incluir, por ejemplo, los llamados tipo boli, o estas otras lenguas de gato mucho más chiquititas, que son las que yo utilizo casi a diario para delinear las pestañas superiores. Las dos opciones que os enseño son de MAiko, de venta en Online Cosméticos. Estos pinceles tienen un precio muy bueno y una calidad excepcional.

El pincel tipo lengua de gato es de mis favoritos y es 360 R6.

El pincel tipo punta de boli es el 420 R8.

PINCEL PARA DELINEAR

Por último, un pincel para delinear. Si utilizas un delineador en formato rotulador, este pincel podrías ahorrártelo pero, si quieres hacerte un delineado con un producto en gel, o con una sombra (para conseguir un efecto más natural), lo ideal sería que lo hicieras con un pincel de este tipo. Suelen ser muy planos, no tienen casi grosor (para conseguir mayor precisión en el delineado) y tienen el corte biselado.

Las dos opciones que os muestro funcionan igual de bien, la primera es la 317 de Zoeva, una apuesta segura.

Sin embargo, soy muy fan de hacerme el delineado con sombra, y para eso, siempre utilizo el mismo pincel, éste chiquitito que compré en Sephora. Tiene un grosos mínimo y consigo hacerme un delineado muy preciso, a ras de pestañas.

BONUS EXTRA:

PINCEL DE LABIOS

Aunque no lo utilices a diario, es recomendable tener un pincel para labios para cuando quieras conseguir un labio mucho más definido y preciso. Además, por si no lo sabías, si aplicamos el labial directamente de la barra, generalmente usamos más producto del que es necesario. Con esto conseguimos que nuestros labios se resequen antes de tiempo, en el caso de utilizar labiales de acabado mate, o que se nos salga por fuera de los labios, en el caso de labiales cremosos.

Al aplicar los labiales con pincel, aplicaremos la cantidad justa de labial, aumentando su duración y nuestra comodidad, además de dejar nuestros labios con un acabado mucho más pulido. Os enseño éste de Mercadona, que además se puede llevar en el bolso sin problemas.

GUPILLÓN PARA LAS CEJAS

Para terminar, os recomendaría incluir en vuestro kit un gupillón o cepillo para las cejas. Tienen la apariencia similar a los cepillos de las máscaras de pestañas y nos ayudan a peinar nuestras cejas antes y después de maquillarlas, antes para conseguir poner cada pelito en su sitio, y después para retirar cualquier exceso de producto que hayamos aplicado sobre ellas, consiguiendo un acabado más natural.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿tenéis ya listo vuestro kit de brochas? ¿Soléis utilizar diferentes brochas o pinceles?

Gracias por leerme! 😉

PD: Si queréis que os hable en otro post de cómo limpio mis brochas (sí, las brochas hay que limpiarlas con regularidad…) no dudéis en decírmelo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *