Hidratante corporal de Schüssler Naturcosmedics

Hidratante corporal de Schüssler Naturcosmedics

En el post de hoy vengo a hablaros de una hidratante corporal que me ha sorprendido gratamente. Como buena adicta a las cremas corporales, siempre me gusta probar productos nuevos, sobre todo porque, a veces, te llevas sorpresas y, no solo descubres nuevos productos maravillosos, sino que también, te das cuenta de que, a lo mejor, aquella crema que pensabas que te hidrataba un montón, pues no lo hacía tanto.

En fin, después de esta intro, vamos a lo importante, que es la hidratante corporal de Schüssler Naturcosmedics. En el evento blogger organizado por Valencia Beauty tuve la oportunidad de conocer esta marca y las maravillas de las sales minerales de Schüssler. Entre otras cosas, pude probar una hidratante corporal y, tanto me ha gustado, que se ha ganado un post en el blog. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Qué son las sales de Schüssler?

Antes de hablaros de la hidratante en particular, creo que debo hacer una breve explicación sobre qué son las Sales minerales de Schüssler. A lo mejor era la única persona de la Tierra que no sabía de su existencia, aunque bueno, más bien, no es que no supiera de su existencia, sino que no sabía qué eran las sales minerales de Schüssler, sus propiedades y lo utilizadas a nivel mundial en miles de tratamientos. Así que, después del evento, me puse a leer un poco y descubrí que estas sales son preparados homeopáticos basados en los compuestos inorgánicos que están presentes en las células del organismo humano. El Dr. Schüssler fue su descubridor, identificando 12 sales diferentes en los tejidos del organismo*. Dichas sales son las siguientes**:

  • Nº 1 Calcium Fluoratum.  Se encarga de dar elasticidad al tejido celular, se utiliza en pieles con alteraciones como heridas, cicatrices,…
  • Nº 2 Calcium Phosforicum. Cicatrización y crecimiento, incide sobre los huesos.
  • Nº 3 Ferrum Phosforicum. Inflamaciones y lesiones. Mejora la absorción del oxígeno y del hierro, además de regular la circulación sanguínea.
  • Nº 4 Kalium Chloratum. Regula los niveles de sodio del organismo y es útil en el tratamiento de heridas, inflamaciones o mucosas.
  • Nº 5 Kalium Phosforicum. Músculos y nervios. Revitaliza el cuerpo y el cerebro de la actividad física y mental, lo que permite una mejora en el funcionamiento de los músculos, mayor rapidez en los procesos de cicatrización y una optimización de la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Nº 6 Kalium Sulfuricum. Inflamaciones crónicas y afecciones de la piel, perfecta para depurar el organismo ya que limpia el hígado.
  • Nº 7 Magnesium Phosforicum. Dolores y calambres. Calmante natural, especialmente de dolores musculares, migrañas,…
  • Nº 8 Natrium Cholratum.  Estimula el metabolismo, especialmente el llamado metabolismo líquido, aquel que se encarga de digerir la comida con loa flujos gástricos.
  • Nº9 Natrium Phosforicum. También actúa en el metabolismo, pero esta vez reduciendo los niveles de ácidos del cuerpo, algo muy útil para los dolores digestivos o la gota.
  • Nº 10 Natrium Sulfuricum. Sirve para la desintoxicación del organismo. Purifica órganos como los riñones, el páncreas o el intestino, lo que la hace muy útil para paliar problemas de estreñimiento, diarrea, cólicos, reuma, etc.
  • Nº 11 Silícea. Interviene directamente en tendones, cartílagos y huesos como ayudante en la creación de colágeno.
  • Nº 12 Calcium Sulfuricum. Realiza el drenaje de lo que conocemos como pus. Ayuda, por lo tanto en la supuración de heridas y a reducir problemas de bronquitis u otros.

¿Qué nos dice la marca?

Se trata de una hidratante corporal, enriquecida con sales minerales de Schüssler, en particular, la sal número 1, calcium fluoratum, que proporciona elasticidad a la piel, y la sal número 11, silicea, que mantiene la firmeza y aumenta la producción de colágeno. Por lo tanto, es perfecta para utilizar como tratamiento anti estrías.

¿Qué ingredientes tiene?

Sus ingredientes principales son manteca de karité orgánica, vitamina E y aceite de argán. Veamos el INCI:

Aqua (Water), Butyrospermum Parkii (Shea) Butter (manteca de karité), Prunus Armeniaca Kernel Oil (aceite de hueso de albaricoque), Cetearyl Alcohol, Cetearyl Glucoside, Glycerin (emoliente con nivel de penetración bajo, por lo que mantiene la hidratación en las capas más superficiales de la piel), Stearic Acid, Sorbitol, Sodium Hyaluronate, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil (aceite de jojoba, apto para todo tipo de pieles, protege contra la pérdida de hidratación), Persea Gratissima Oil (aceite de aguacate), Cocos Nucifera (Coconut) Oil (aceite de coco), Argania Spinosa (Argan) Kernel Oil (aceite de argán), Theobroma Cacao (Cocoa) Seed Butter (manteca de cacao), Calcium Fluoride, Silica, Jasminum Officinale (Jasmine) Oil (aceite de jazmin), Tocopherol (vitamina E), Beta-Sitosterol, Squalane (escualeno), Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid

¿Cómo es el producto?

 Se trata de una crema con una textura media, no es ni demasiado ligera, como podría ser un body milk, pero tampoco es muy untuosa, como las mantecas corporales. Digamos que tiene una consistencia suficiente como para el producto no gotee pero se extiende con facilidad. Es de color blanco y tiene un olor muy suave a jazmín.

En cuanto a la absorción, es de estas hidratantes que cunden una barbaridad, con muy poca cantidad es más que suficiente. Es de estas cremas que digo yo que “si te pasas, te lo pierdes”, porque el producto se extiende mucho, así que con la cantidad justa, se absorbe enseguida pero, como te pongas más de la cuenta, tienes que masajear bastante para que se absorba. De todas formas, esto no lo veo como un problema, puede ser que la primera vez que la apliques, te pases de cantidad, pero enseguida le coges el punto.

En cuanto al envase, me parece que tiene el mejor de los formatos. Es un bote de plástico blando, perfecto para poder cortarlo cuando estemos acabando el producto y, así, aprovechar hasta la última gota, y tiene un dispensador por el que, al apretar el envase, sale el producto, lo que también ayuda a regular la cantidad de producto. Además, con estos tipos de envase, el producto no está en contacto con el aire y no lo contaminamos cogiendo con la mano directamente del bote.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarla?

Soy usuaria habitual de hidratantes corporales, esto es como todo, hay que coger el hábito, y estoy muy feliz de haberlo cogido porque, desde que soy constante, mi piel está mucho más hidratada y se ve mejor, así que, aprovecho para invitaros a todos a coger esta rutina que, al fin y al cabo, son dos minutos más de vuestro tiempo.

Como decía antes, en relación a la absorción de esta crema, la primera vez me pasó lo que a todo el mundo, cogí demasiado producto, y tuve que estar un buen rato masajeando para que se terminara de absorber por completo. Sin embargo, ya le tengo el punto cogido, siempre es mejor ir de menos a más, sacar poco producto y, si necesitas más, ir cogiendo. La verdad es que cunde muchísimo, al aplicarla sobre el cuerpo se extiende un montón y, eso sí, una vez se absorbe, no deja sensación pegajosa en la piel, solo la notas hidratada y muy suave, y puedes vestirte sin problemas.

En cuanto al olor, tengo que reconocer que la primera vez que la olí, tampoco fue lo que más me llamó la atención. Estoy acostumbrada a mantecas corporales de olores intensos, como la de moringa de The Body Shop o a la línea naranja de Rituals, y, sin embargo, esta crema tiene un olor muy suave a jazmín. Sin embargo, después de estar usándola de manera continuada, me encanta ese olor tan sutil que tiene y que, además, perdura en la piel con el paso de las horas. Huele a limpio.

¿Dónde puede comprarse y cuánto cuesta?

Esta marca la venden en farmacias, como Promofarma, su precio ronda entre los 12 y los 16€, y trae 180 ml.

Como conclusión…

Si buscas una hidratante corporal que hidrate en profundidad pero sin dejar sensación grasa ni pegajosa, con un aroma muy suave y que se absorba con facilidad, ésta es vuestra crema. Además, hay que destacar que tiene unos ingredientes geniales, muy naturales, gran cantidad de aceites hidratantes y, por supuesto, dos de las sales minerales de Schüssler.

Sin embargo, tal vez, el precio que tiene resulte un poco elevado con respecto a la cantidad de producto que trae. En el mercado podemos encontrar hidratantes corporales que funcionan estupendamente por un precio más bajo, así que, si la encontrara en promoción en alguna web, sí la compraría, pero no pagaría 16€. Evidentemente, las cremas más baratas no tienen ingredientes tan naturales ni tantos aceites como tiene ésta y eso se ve reflejado en el precio.

Sinceramente, con el tema de la elasticidad y firmeza, no he notado nada especial, nada diferente a lo que pueda notar con otras hidratantes corporales, así que no me guiaría por eso a la hora de comprarla. Tal vez si no utilizara cremas, mi piel estaría menos firme, pero evidentemente, eso no consiste solo en los productos que nos apliquemos sobre la piel, entiendo que ahí también entra en juego la alimentación, el estilo de vida…

Y hasta aquí el post de hoy, ¿conocías esta marca? ¿Has probado esta hidratante corporal? ¿Cuál es tu hidratante corporal favorita?

Gracias por leerme! 😉

*Wikipedia

**https://www.aprendum.com/blog/12-sales-de-schussler-propiedades/

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *