Nunca más (Vol. 2)

Nunca más (Vol. 2)

En el post de hoy vengo a hablaros de productos que compré pensando que serían fantásticos y que, para mí, han terminado siendo todo lo contrario. Es una pena cuando te gastas el dinero y es como si lo hubieras tirado a la basura. De todas formas, pretendo darles nuevos hogares u otros usos para, por lo menos, intentar aprovecharlos. ¿Queréis saber por qué no me han funcionado bien? ¡Vamos a ello!

BLACK SUGAR PERFECT CLEANSING CREAM DE SKINFOOD

 Me encantan los aceites y las mantecas para desmaquillar el rostro. Desde que los descubrí no utilizo otra cosa. Sin embargo, no puedo decir lo mismo de las cremas desmaquillantes. Básicamente, tienen un formato intermedio entre los aceites (completamente líquidos) y las mantecas (en formato sólido). En concreto, os hablo de la crema limpiadora de la línea Black Sugar de Skinfood. En algún que otro post de favoritos os he hablado de ‘su hermano’, el aceite, que me encanta.

El olor de ambos productos es igual, a cítricos, eso hace que sean muy agradables de utilizar. Sin embargo, la crema desmaquillante no arrastra el maquillaje de ojos por completo, además no me resulta tan cómoda de aplicar, por esa textura que tiene. La piel la limpia estupendamente, por eso mismo voy a terminar el producto sin problemas. Básicamente es una cuestión de tiempo, si tengo un producto que me desmaquilla el rostro al completo, tardo menos en realizar mi rutina diaria, pues no tengo que estar cogiendo algodones y un desmaquillante bifásico para los ojos, y después esta crema para desmaquillarme el rostro. No repetiré con este producto ni con productos de las mismas características, prefiero mil veces más las mantecas o los aceites líquidos.

EPIC INK DE NYX EN EL TONO CHARMER

Cuando vi estos labiales en la tienda de Nyx y me hice un swatch en la mano, luego no había forma de quitármelo, me tintó la piel, literalmente. Así que pensé que estos labiales serían la leche. Sin embargo, es un auténtico fail. El color es precioso, lo aplicas y queda muy bonito, pero no se termina de asentar. Además, conforme pasan las horas, el labial va desapareciendo a parches y el labio ni se queda tintado ni nada. Bueno, un poco sí, pero no de manera uniforme.

Para esto, prefiero un labial mate normal, que cuando comes desaparece, lo vuelves a reaplicar y listo. No sé si alguna de vosotras los ha probado, así que no se si seré yo, que estos labiales no están hechos para mí o es que los labiales en sí son una castaña.

Os dejo aquí otra foto para que veáis lo que tinta la piel, esto no hay quien lo borre, pero en los labios no me ocurre lo mismo.

LE MARC LIQUID LIP CRAYON DE MARC JABCOBS EN EL TONO FRAM-BOIS

Me encantan los labiales que son de este formato, tipo lápiz. Son muy cómodos de aplicar, de llevar en el bolso de reaplicar, … Además, este labial tiene una duración alucinante. No notas que lo llevas puesto, dura un montón de horas y no reseca nada los labios. Y os estaréis preguntando, ¿cuál es la pega? Pues que no es mate, tiene partículas azuladas que le aportan un acabado metálico, y no me gustan nada los labiales metálicos. A ver, siendo sincera, tampoco es nada exagerado.

De hecho, el labial lo compré en una tienda Sephora y, al probarlo en la mano, no me di cuenta del acabado metalizado. Pero al aplicarlo sobre los labios… la cosa cambió. Lo tengo bastante aparcado en el cajón, y es una lástima, porque el color es precioso, pero esos destellos pueden conmigo.

Os dejo swatch, aunque no se aprecia lo que os comento más arriba.

VIVID MATE LIQUID DE MAYBELLINE EN EL TONO REBEL RED

Estaban de oferta en Consum y este rojo precioso me miró con ojitos… Y se vino a casa. Sin embargo, son los peores labiales que he probado nunca. Son labiales líquidos que nunca se llegan a secar ni a asentar en los labios. Por lo tanto, al mínimo roce, ya tienes el labial por todas partes menos donde tiene que estar. Tampoco le he dado demasiadas oportunidades, pero es que no puedo usar un labial tan potente y estar tranquila sin saber a ciencia cierta que no se va a mover.

Una lástima, porque tenía muy buena pinta, y menos mal que la pérdida económica no es muy grande, pues creo recordar que no me costó más de 3€, pero no se va a quedar ni en el cajón, se va directo a la basura.

LABIAL MATTE INK DE MAYBELLINE EN EL TONO PIONEER

Con toda la fama que tienen estos labiales y que, además, no paran de sacar tonos preciosos, decidí hacerme con uno de ellos para probarlos a ver qué tal, y tengo que decir que, en mi caso, no funcionan bien. La textura es demasiado densa, por lo que, aunque quiera aplicar una capa fina, me resulta imposible. Tarda un rato en secarse, que bueno, eso tampoco es demasiado problema, es cuestión de paciencia. La cuestión es que, con el paso de las horas, no me resultan cómodos de llevar.

No es que sea el labial más incómodo que he probado nunca, no es eso, pero es cierto que tengo otros labiales líquidos mate que me gustan mucho más. Además, había leído en muchas ocasiones que aguantaban perfectamente todo el día, incluso comiendo y bebiendo, y a mí no me dura más que otros labiales del mismo estilo, con el problema añadido que no puedo reaplicarlo porque, como decía antes, por muy poca cantidad de producto que use, siempre me paso, entonces se me hace como una plasta que tengo que acabar retirando. Con los tonos tan bonitos que hay, por lo menos eso que me ahorro. Estos labiales les funcionan bien a muchísimas personas, pero yo no estoy entre ellas. Me quedo con los de Sephora, por ejemplo (que también se que éstos no le gustan a mucha gente y es que, esto demuestra que, para gustos, los colores.

Os dejo swatch, el tono es precioso, pero no es para mí.

LOCIÓN TÓNICA HIDRATANTE DE CAUDALIE

Me hacía falta un tónico y éste estaba en mi wishlist desde hacía tiempo, así que decidí comprarlo, pues se trata de un tónico hidratante y sin alcohol, condiciones necesarias para que yo compre uno tónico. Para empezar, el envase no me parece de los más apropiados, más que nada porque lleva un dispensador de éstos que llevan los jabones de manos, por ejemplo, pero, al ser un producto tan líquido, es complicado de controlar la cantidad de producto que utilizas. Bueno, eso es un problema menor, pues lo cambias de envase y ya está, de hecho, como me gusta aplicar el tónico sin utilizar algodón, suelo ponerlos en botes que llevan dosificador en spray, así optimizo mucho más el producto y mi piel no se resiente de utilizar algodones.

El problema viene cuando aplico el producto sobre el rostro. Se supone que este tónico no lleva alcohol, es hidratante, contiene agua de uva, entre otras cosas, pero algo lleva que a mi piel no le sienta muy bien y, después de pulverizarlo sobre mi rostro, la piel se enrojece ligeramente y me produce cierto picor. Le di varias oportunidades, cambiando el limpiador, pero siempre me pasaba lo mismo. Me da mucha rabia que no me funcione bien, así, el producto entero sin apenas gastar, pero si no le va bien a mi piel, intentaré buscarle un nuevo hogar.

DAILY ESSENTIAL VITAMIN MIST DE ALPHA H

Y aquí otra super decepción. Sí, parece que la cosa va de labiales y tónicos… En esta ocasión, mi gran decepción ha sido el Daily Essential Mist de Alpha H. Casi todo lo que he probado de la marca me ha enamorado, me parece una marca estupenda, con fórmulas que funcionan perfectamente, pero todo no me podía gustar, y el producto rana es este tónico que yo estaba usando por las mañanas. Además, se supone que puedes usarlo a lo largo del día e incluso encima del maquillaje, para refrescar la piel y aportarle un chute de vitaminas.

Y es que me pasa algo parecido que con el tónico de Caudalie, pero con este producto el picor está muy localizado. La zona de las aletas de la nariz me empieza a picar y escocer después de aplicar este tónico. Con las expectativas que tenía sobre este producto… Al leer la información en la página web, me parece una auténtica maravilla, pero sobre mi piel limpia no funciona bien. Quiero probarlo como bruma durante el día, pero me da un poco de miedo, no lo voy a negar. Ya os contaré si lo pruebo o, finalmente, le busco un nuevo hogar, como el tónico de Caudalie.

MASCARA DE PESTAÑAS TROUBLEMAKER DE URBAN DECAY

Esta máscara de pestañas fue un regalo, y por eso aun me da más pena sacarla aquí, pero tengo que ser sincera, y la verdad, con el boom que le dieron, no es para mis pestañas. De hecho, pensándolo ahora, después de que pasara la campaña de marketing de la marca, no he vuelto a ver demasiado esta máscara de pestañas por las RRSS, no se si será una impresión mía, o tampoco haya triunfado tanto como se esperaba. Para mí, tiene las cerdas demasiado separadas, por lo que no me coge bien las pestañas y me resulta difícil de trabajar.

No consigo aportarles volumen a mis pestañas, ni tampoco me las riza en exceso, por lo que no cumple ninguna de las dos cosas que le pido a una máscara de pestañas. La estoy utilizando combinándola con otras máscaras, a modo de top coat y, la verdad que, para eso funciona bien, pues separa algunos posibles grupitos de pestañas que me haya podido dejar la máscara anterior, pero, sinceramente, no repetiría con ella.

Y hasta aquí los productos que no tengo pensado volver a comprar ¡nunca más!, seguro que, rebuscando por los cajones, me encuentro con alguno más, pero eso ya será para futuros posts. ¿Habéis probado alguno que de estos productos? ¿Cuál es el último producto que habéis comprado y ha sido un auténtico ‘fail’?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *