Top 5 Bronceadores

Top 5 Bronceadores

En el post de hoy vengo a hablaros de bronceadores. De un tiempo a esta parte, se han convertido en un producto indispensable en mi rutina de maquillaje. Reconozco que antes, era más de marcar el contorno para estilizar, tal vez, un poco mi rostro. Pero cada vez más tiro de bronceadores, para dar calidez al rostro, me gusta ese acabado ligeramente bronceado que podemos conseguir con estos productos. Por eso, he decidido hablaros de mis cinco bronceadores favoritos de todos los tiempos. Tampoco es que tenga muchos más, pero es cierto que no es un producto que busque a la hora de comprar maquillaje pues, con éstos tengo más que cubiertas mis necesidades.

El orden de los productos no implica nada, no he sido capaz de establecer un orden de gustos así que, partimos de la premisa de que todos me gustan por igual y los elijo en función de las necesidades. Vamos a ver qué bronceadores tenemos por aquí…

HOOLA DE BENEFIT

No me extraña que tengan la fama que tienen. Se trata de un polvo muy fino y suave de una tonalidad lo suficientemente cálida como para usarlos como bronceadores pero, a su vez, ese punto grisáceo que permite usarlos para marcar ligeramente el contorno.

Tal vez ese sea uno de los motivos por los que me gustan tanto, por su versatilidad. Su pigmentación no es demasiado elevada, pero eso facilita su uso, pues podemos ir cogiendo producto poco a poco e ir construyendo el bronceado, a gusto ya de cada uno, no corres el peligro de conseguir un ‘moreno caribeño’ en el primer brochazo. Hace un tiempo, sacaron otro bronceador más clarito, especialmente indicado para pieles claras, aunque os diré que soy muy blanca y los Hoola de siempre me funcionan genial. Se pueden comprar en Sephora, su precio ronda los 35€ y trae 8 gramos.

LAGUNA DE NARS

 Otro bronceador icónico del mundo potinguil. Nunca los he comprado en formato individual, los tengo en varias paletas que la marca ha ido sacando, y tengo las dos versiones de ellos, con partículas y de acabado mate. Los polvos Laguna originales, salvo error, no son de acabado mate, tienen unas ligeras y finísimas partículas, las cuales te ayudan a conseguir un bronceado más satinado. Por esto mismo, no estarían indicados para hacer el contorno pues, para este fin, hemos de usar siempre polvos de acabado mate.

Sin embargo, ese efecto satinado en las mejillas y en aquellos puntos en los que el Sol ‘incide’ sobre nuestra piel, hace que nuestra piel luzca más radiante y con un aspecto más sano. También tienen una pigmentación media, y son modulables, así que genial. El año pasado, la marca sacó una paleta de iluminadores y bronceadores, entre los que se encuentra éste, sin embargo, esta vez, no lleva esas partículas, es de acabado mate. Y quien me iba a decir a mí hace años que hubiera preferido los polvos con ese efecto satinado… pero así es. Creo que las mejillas quedan mucho más bonitas y la piel tiene mucha más luz. Se pueden comprar en los stands de Nars de El Corte Ingles, en algunos Sephora y en su página web. Los polvos individuales cuestan sobre 38€.

SOLEIL TAN DE CHANEL

Después de ver este bronceador en crema por todas partes, años después, decidí hacerme con él, básicamente fueron un capricho, no lo niego, pues su precio es elevado. Aun así, los compré en la página web de Bodybell y, si no recuerdo mal, me costaron 35€ por 30 gramos de producto. Y lo mejor de todo (o lo peor) es que, cuando comencé a usarlo, no me gustó nada, me pareció un tono muy anaranjado, y no es plan de parecer Naranjito, lo que queremos es conseguir un aspecto natural, como ‘besadas por el Sol’, se suele decir. En mi caso, el problema fue la herramienta para aplicarlo.

Al tratarse de un producto en crema, lo más recomendado para aplicarlo sería una brocha de pelo sintético pero, en mi caso, cogía demasiado producto, por eso no quedaba natural. Así que decidí aplicarlo con la Beauty Blender y el cambio fue maravilloso. Al estar la esponja humedecida, el producto se integra mucho mejor con la piel, dejando un acabado más natural. Aun así, diré que de los tres bronceadores que os he enseñado hasta ahora, éste es el más cálido, con diferencia. Basta con aplicar muy poca cantidad y trabajarlo bien sobre el rostro para que quede muy integrado. También, como dato curioso, os diré que solo me gusta usarlo en mi piel cuando estoy algo morena pues, de lo contrario, me parece que me sienta demasiado artificial. Pero cuando puedo usarlo… ¡Sienta de miedo! Deja un acabado muy bonito. El producto es de acabado mate.

HYPOALLERGENIC DE BELL

Los últimos en llegar, pero lo han hecho pisando fuerte. No son los primeros polvos bronceadores que pruebo de la marca. De hecho, el único bronceador que he terminado en mi vida ha sido de Bell, pero era de la línea normal. Así que, cuando se estaba terminando, no dudé en comprar otro de la misma marca. Si no estoy equivocada, hay dos tonos, yo tengo el 02, y a pesar de eso, son unos polvos bastante claritos, perfectos para las pieles más blancas.

Su textura es bastante fina y, aunque resulten un poco polvorientos, no me parece un inconveniente, pues pigmentan bien sobre la piel, no quedan a parches y aguantan perfectos el paso de las horas. El tono no es demasiado anaranjado y es mate, por lo que, llegada la necesidad, creo que podrían usarse para marcar ligeramente el contorno, aunque no sean específicos para ello. Su precio es de 5,49€ y traen 9 gramos de producto, por lo que son una muy buena opción low cost.

STICKS BRONCEADORES DE NYX

Y por último, un gran descubrimiento, los bronceadores en stick. Compré uno de ellos, y tanto me gustó, que al final me hice con otros dos. Me parece un producto fantástico, muy práctico y que deja un acabado sobre las mejillas precioso. Eso sí, abstenerse aquellas que no os guste el acabado glow, porque es lo que se consigue con ellos. Suelo aplicarlos directamente con la barra sobre el rostro, y después difumino con Beauty Blender, aunque también pueden difuminarse con una brocha de pelo sintético.

Estos bronceadores tienen un precio de 8€ y traen 6 gramos de producto. Si me seguís por aquí, han salido varias veces en mis favoritos y se ganaron un puesto en el post de ‘descubrimientos del 2017’. Son una opción perfecta, además, para llevar de viaje, pues este tipo de productos suele ser más resistente que una polvera, al menos a las caídas. Con ellos conseguimos unas mejillas jugosas y bronceadas, un efecto que, al menos a mí, me encanta.

Os dejo swatches de los cinco bronceadores juntos. En el caso de los sticks de Nyx, he incluido el tono intermedio, Sandy Glow.

Y hasta aquí mis cinco bronceadores favoritos del momento, ¿Coincidimos en alguno? ¿Cuál es tu bronceador favorito? Déjamelo escrito, más abajo, en comentarios.

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *