Imprescindibles de invierno

Imprescindibles de invierno

En el post de hoy vengo a hablaros de los productos de básicos… Aunque haga unas semanas que el invierno terminó, quería mostraros cuáles han sido los productos indispensables durante estos meses. Algunos han salido en los últimos favoritos, pero me ha parecido buena idea recopilar aquellos productos que, por un motivo u otro, no he dejado de usar en los meses de invierno. ¡Vamos a verlos!

ACEITE DE ESCUALANO DE THE ORDINARY

Un descubrimiento del año pasado. Este aceite es una pasada. No tiene olor y es muy ligero, pero hidrata a la perfección.

Le doy mil y un usos, para mezclar con la base, solo, para evitar que el contorno me reseque, mezclado con la hidratante, como último paso en mi rutina nocturna, antes de aplicar la base… Y lo mejor, su precio, sobre los 7-8€. Tengo pendiente hablaros más de él.

AMPOLLAS DE PROTEOGLICANOS DE MARTIDERM

 Mis compañeras de trabajo me hablaban de estas ampollas, me decían que eran una auténtica pasada, y no podían estar más en lo cierto. Es un antes y un después. La piel está hidratada y muy luminosa, se ve llena de vida, suave, rellenada, es perfecta para usar por las mañanas, el maquillaje sienta aun mejor, y por las noches, su textura y olor hace que aplicarlas sea super agradable.

También probé su versión con SPF, que tiene una textura más lechosa, pero me quedo con éstas sin duda, que son como un aceite. Ahora no estoy usándolas, pues terminé la caja, pero ya tengo el repuesto.

CLEANSE & POLISH HOT CLOTH CLEANSER DE LIZ EARLE

Os dejo aquí el post donde os hablo de este limpiador. Para mí, ha significado un antes y un después. Mi piel no se enrojece en absoluto después de limpiarme el rostro. Además, lo deja hidratado, no siento la necesidad inmediata de aplicar tónico e hidratante, la sensación es de completo confort.

Tiene un olor ligero a eucalipto, nada exagerado, por lo que usarlo es un placer para todos los sentidos. El primer bote me lo regaló mi amiga Carmen, pero ya estoy con el repuesto y tengo otro en la recámara, por supuesto.

ACONDICIONADOR CORPORAL SNOW FAIRY DE LUSH

Si ya me encantaba el gel, cuando probé este acondicionador corporal aluciné. Es de estos productos que te hidratan bajo la ducha, lo aplicas después de haberte lavado con el gel, después aclaras y, se supone que es como si te hubieras aplicado una hidratante habitual. En mi caso, no es que me encante por su hidratación, que es más bien normalita, además su textura al aplicarlo bajo el agua es un poco extraña, sin embargo, el olor perdura en la piel durante un montón de horas, y eso es lo que me gusta.

El año pasado me compré el bote pequeño porque no sabia si me iba a gustar, pero este año me compré el bote grande, para disfrutar más tiempo del producto pues son ediciones especiales que solo salen en Navidad.

SOMBRA REVEL DE NYX COSMETICS

De todas las que me leéis es sabido que estas sombras en crema de Nyx han sido un gran descubrimiento y que, poco a poco, la colección va aumentando. Me parecen maravillosas, primero salieron las satinadas y después éstas de acabado mate. Son fantásticas como sombra base para looks más elaborados, pero son aun mejores para looks rápidos. Por eso mismo, tengo que destacar este tono en particular, me ha acompañado los días con prisas, los sábados de ‘vamos a conseguir buena cara’,… tienen una duración buenísima, al menos a mí no me parchean, aguanta toda la jornada intacta, no me saca pliegues y el tono es tan natural, que parece que no llevas nada, pero me encanta.

Es suficiente para vestir el párpado, y si le añades un delineado, ya ni te cuento. Si no las habéis probado y tenéis un Nyx cerca, no perdáis la oportunidad de ir a echarles un ojo.

BASE ACCORD PARFAIT DE L’ORÉAL

Esta base ha sido todo un descubrimiento, me parece una opción low cost muy buena, textura ligera, cobertura media, duración estupenda, no transfiere y además hay muchos tonos.

Os dejo aquí el post que escribí hablando de ella.

ILUMINADOR MARY LOU MANIZER DE THE BALM

Un gran producto que fue rescatado del cajón al volver del verano. Se trata de un iluminador increíble (abstenerse discretas). Refleja la luz de una manera alucinante, tiene una pigmentación brutal y sin partículas evidentes, solo se ve como un halo de luz.

Le he dado mucho uso este invierno, y más que le voy a seguir dando porque me ha vuelto a enamorar, ¿estáis conmigo en que es genial reencontrarse con viejos olvidados en el cajón? Este iluminador cuesta sobre los 13-15€ y puede comprarse en Maquillalia.

STICK BRONCEADOR EN EL TONO SANDY GLOW de NYX COSMETICS

El bronceador era algo que, antes, solo usaba en la época de primavera- verano, pero desde hace un tiempo a esta parte lo uso todo el año, y estos bronceadores en stick me parecen el invento del siglo. Eso sí, si no os gusta el acabado luminoso o los bronceadores glow, podéis absteneros, pues no son mate. En concreto, el tono que más me ha gustado y se ha convertido en un imprescindible es SANDY GLOW.

Deja un acabado muy luminoso y bronceado en el pómulo, además es modulable y muy fácil de integrar en el rostro, a pesar de ser textura crema. Me gusta aplicarlo directamente de la barra y después difuminarlo con la Beauty Blender. Su precio ronda los 8€ y puede comprarse en tiendas Nyx o en páginas web donde vendan la marca.

LABIALES ROJOS OSCUROS/BORGOÑAS

Me declaro fan incondicional de los labios en tonos borgoña para estos meses aunque, siendo sincera, si en verano me apetece, me lo planto igual. Creo que estos rojos oscuros favorecen a las pieles blancas como la mía, le dan la chispa a un look sencillo.

Por ejemplo os enseño el tono Haute Burgundy de Flormar, o el Nosferatu de Kat Von D, éste último, aunque ha llegado hace no mucho, me tiene completamente enamorada, además que estos labiales me encantan. Como veis, los tonos son intensos y oscuros, ambos son de acabado mate y tienen un duración muy buena.

MÁSCARAS DE PESTAÑAS PARADISE EXTATIC DE L’OREAL

Y sí, por último, no podía olvidarme de la que se ha convertido mi máscara de pestañas favorita por excelencia. Aunque hay mucha gente que no puede ni verla, para mi es una pasada, fundamentalmente porque me mantiene las pestañas curvadas y con volumen todo el día, vamos, que me hace pestañones, algo que no me resulta fácil de lograr ya que mis pestañas son muy tiesas.

Esta máscara de pestañas cuesta alrededor de 11€ y la pega es que la fórmula ya es espesa desde el primer día, por lo que su vida útil se ve reducida, pero a mí me duró casi los 6 meses, y como consigo el efecto deseado, me compensa con creces.

Y hasta aquí mis productos destacados del invierno ¿cuáles han sido los tuyos? Déjame tu comentario más abajo, estaré encantada de leerte.

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *