Mascarilla Purificante antipolución de Te Matcha Japonés

Mascarilla Purificante antipolución de Te Matcha Japonés

En el post de hoy vengo a hablaros de una mascarilla que me está encantando. Es una de las últimas incorporaciones a las mascarillas de The Body Shop, la cuales no había probado nunca y, aprovechando un descuento del 20% y que las mascarillas entraban en el descuento (cosa que no siempre es así…), me compré dos de ellas, una la de rosa británica y ésta, de té Matcha.

¿Qué dice la marca?

  • Enriquecido con té matcha de Kakegawa, Japón, extracto de diente de león y aloe vera de Comercio con Comunidades de México, nuestra fórmula cremosa, 100% vegana, exfolia y libera a tu piel de los restos de contaminantes provocados por la polución y de las impurezas del día a día
  • Ayuda a eliminar contaminantes e impurezas
  • Deja tu piel radiante y de apariencia más joven
  • Enriquecido con té verde matcha de Japón y el aloe vera orgánico de Comercio de Comunidades  de México
  • 100% vegano
  • 91% de las mujeres aseguran que la contaminación se había eliminado de su piel (basado en los resultados de 103 mujeres)
  • Formulado sin siliconas, aceite mineral o parafinas

¿Qué ingredientes tiene?

La marca nos habla del te verde sencha recolectado a las faldas del Monte Fuji como ingrediente principal. Os dejo el INCI:

Aqua/Water/Eau, Kaolin, Propanediol, Olea Europaea Fruit Oil/Olea Europaea (Olive) Fruit Oil, Glycerin, Cetearyl Alcohol, Luffa Cylindrica Fruit, Butyrospermum Parkii Butter/Butyrospermum Parkii (Shea) Butter, Glyceryl Stearate, PEG-100 Stearate, Phenoxyethanol, Parfum/Fragrance, Caprylyl Glycol, Polysorbate 60, Sodium Polyacrylate, Prunus Armeniaca Seed Powder/Prunus Armeniaca (Apricot) Seed Powder, Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Aloe Barbadensis Leaf Juice Powder, Tocopherol, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Butyl Methoxydibenzoylmethane, Taraxacum Officinale Rhizome/Root Extract/Taraxacum Officinale (Dandelion) Rhizome/Root Extract, Menthol, Sodium Hydroxide, Tetrasodium Pyrophosphate, Limonene, Citric Acid, Camellia Sinensis Leaf Extract, Ethylhexylglycerin, Sodium Benzoate, Potassium Sorbate, Caramel, CI 19140/Yellow 5, CI 42090/Blue 1.

Entre sus ingredientes, vemos la manteca de karité, que es hidratante, el diente de león (dandelion), que es rico en antioxidantes, perfecto para el acné, aloe vera y hueso de albaricoque, que, además, nos ayuda a realizar una ligera exfoliación a la hora de retirar la mascarilla.

¿Para qué tipo de piel estaría aconsejado?

En un principio, no especifica directamente para algún tipo de piel en concreto. Es cierto que aparece la palabra ‘purificante’ en el nombre de la mascarilla, por lo que eso nos hace pensar que esté orientada a pieles con tendencia grasa. Mi piel es, más bien, tirando a seca, pero, aun así, decidí probar esta mascarilla. Lo que hago es utilizar una mascarilla hidratante justo después de ésta. También espacio sus usos, la uso, como mucho, una vez a la semana, de esta forma mi piel no se ve afectada, y la sensación de limpieza que deja me encanta.

¿Cómo es el producto?

Se trata de una pasta de un color verde clarito, con micropartículas negras (hueso de albaricoque) que harán una pequeña exfoliación mecánica cuando nos retiremos el producto del rostro.

Tiene un olor como a hierba fresca, me recuerda a ese olor que se queda cuando acaban de cortar el césped, refrescante. Y en cuanto a la textura, os diré que no es uniforme, pero no hace falta aplicar mucha cantidad de producto sobre el rostro para que haga su efecto.

¿Cómo la utilizo?

La marca indica que se puede utilizar de 2 a 3 veces por semana, aplicando por todo el rostro, evitando la zona de los ojos y los labios, y dejando actuar 5-10 minutos.

En mi caso, generalmente, es la mascarilla que uso algún día entre semana, pues para los cuidados del domingo me reservo otras, y además suelo usarla solo 1 vez por semana. La aplico por todo el rostro con ayuda de una brocha plana de maquillaje, de las de toda la vida. Dejo actuar 10 minutos. Para aclararla, antes de humedecerme el rostro, doy un ligero masaje con las manos, consiguiendo así una ligera exfoliación y una limpieza más profunda de la piel. La elimino con agua tibia. Como os decía antes, a continuación, aprovechando que la piel está muy limpia, aplico una mascarilla hidratante.

¿Qué tal mi experiencia al utilizarla?

Cuando la aplico sobre el rostro, lo primero que siento es un ligero escozor, soportable, nada excesivo, que desaparece a los pocos minutos, transformándose en una sensación de frescor, pero no frio, como pasa con otras mascarillas (que en verano muy bien, pero ahora no tanto…). La sensación de frescor va desvaneciéndose conforme pasan los minutos, sin llegar a desaparecer completamente. Tiene una textura cremosa pero bastante ligera, y no se llega a secar, a pesar de llevar kaolín como segundo ingrediente, que es una arcilla. Al retirar la mascarilla, mi piel está muy limpia y luminosa, y lo más importante de todo, nada tirante.

En cuanto a los resultados con su uso continuado, no he notado nada más que esa sensación de limpieza que noto justo después de usarla. La comodidad de ser una mascarilla que con 5 minutos es suficiente la convierte en una buena candidata para esos días que sentimos la piel más sucia de lo normal.

¿Dónde puede comprarse y cuánto cuesta?

Estas mascarillas de The Body Shop tienen un precio de 20€ y traen 75 ml. Se pueden comprar en cualquiera de sus tiendas físicas o en su página web. Yo la compré aprovechando algún descuento, echadle un ojo porque suelen tener promos, para así ahorrarnos unos euros, que nunca viene mal.

Como conclusión…

Últimamente varias marcas se están subiendo al carro de sacar productos específicos para limpiar nuestra piel contra la polución y los agentes externos que nos rodean. De hecho, esa es una de las cosas que me llamaron la atención de esta mascarilla y, en cuanto salió, me acerqué a comprarla. Me parece un gustazo aplicarla sobre el rostro, el olor me encanta, así como lo refrescante que es y lo limpia que me deja la piel después de usarla. Realmente, no sé si produce algún efecto sobre mi piel con respecto al tema de la polución o actúa igual que cualquier otra mascarilla detoxificante, lo que sí es cierto es que la piel se queda muy suave y limpia después de usarla, a la vez que la uso, hago una ligera exfoliación, y como solo tengo que dejarla 5 minutos (que, si puedo, la dejo 10 minutos), no me da pereza usarla, como me pasa con otras mascarillas. Además, no gotea, por lo que puedo hacer cosas mientras la llevo puesta (ojo, que esto es algo importante para muchas…). Lo malo, su precio, aunque cunde muchísimo, con una capa fina es más que suficiente.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis probado esta mascarilla? ¿Cuál es vuestra mascarilla favorita? Déjame tus comentarios un poco más abajo.

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *