Base ultra HD en stick de Make Up For Ever

Base ultra HD en stick de Make Up For Ever

En el post de hoy vengo a hablaros de una base de maquillaje que llevaba tiempo en mi wishlist. No es una base de maquillaje fluida, en este caso me traía de cabeza desde hace tiempo una base en stick. Después de ver muchas reviews y leer posts sobre ellas, decidí comprarla aprovechando descuentos en Sephora.


¿Qué nos promete está base?

Según la marca:

“Aún más invisible. Las fórmulas ULTRA HD han sido creadas para responder a las exigencias de las nuevas tecnologías de alta definición aplicadas en cine y televisión, pues pasan desapercibidas tanto para las cámaras 4K como a simple vista. Resultan perfectas bien para maquilladores profesionales, bien para los que no lo son.”

“La base Ultra HD en stick se siente como una segunda piel y, aunque ofrece una cobertura de media a total, se ve impecable y natural. El exclusivo complejo 4K garantiza un maquillaje invisible, natural y confortable. La textura cremosa se integra a la perfección para ocultar imperfecciones. La piel se ve uniforme e hidratada, con un suave acabado satinado. Perfecta para los retoques, es ideal para todo tipo de pieles, incluso pieles secas.”

¿Cómo es el producto?

Como veis, el producto viene en un stick, que al girar va saliendo la barra de maquillaje. Su textura es cremosa, pero fácil de trabajar, tanto con brocha como con esponja, e incluso con las manos. De hecho, el propio calor de los dedos hace que se integre perfectamente con nuestra piel. Tiene una cobertura media tirando a alta, y puedes reaplicar en aquellas zonas donde necesites una mayor cobertura.

En cuanto a los tonos, en Sephora venden unos 8 tonos, más o menos, con diferentes subtonos. La numeración de los tonos es un poco liosa, al menos para mí. En mi caso, cogí el tono Y245, que es bastante claro con un ligero subtono amarillo, pero se adapta perfectamente a mi tono natural de piel.

¿Qué tal al aplicarla?
¡Me encanta su aplicación! Al ser en stick, facilita mucho las cosas. Como es para uso personal, aplico directamente desde el stick sobre mi rostro, cuatro rayas a modo indio y difumino con beauty blender o con brocha, dependiendo el acabado que quiera. Sin duda, como más me gusta aplicarla es habiendo humedecido la beauty blender previamente con un poco de fix+ de Mac, pues queda un acabado más natural. En general, está base tiene un acabado muy jugoso, a pesar de lo contrario que pueda parecer (nunca pensé que fuera a ser tan glow, pero me encanta). La cobertura es media, pudiendo reaplicar en las zonas necesarias para poder conseguir una cobertura mayor. El producto se difuminan muy bien y deja un acabado muy liso, muy efecto Photoshop, es increíble, y tampoco se nota de cerca que lleves una plasta, no sé si me entendéis, deja un acabado precioso. También podemos aplicarla cogiendo producto con la brocha o la beauty blender directamente del stick y aplicando en el rostro. Esto lo hago como retoque para algunas zonas más de detalle, en las que quiero controlar la cantidad de producto que uso.

¿Cómo evoluciona con el paso de las horas?
Cómo os he dicho, tiene un acabado muy luminoso, el cual no desaparece con el paso de las horas. Además, la base se asienta perfectamente y no hay transferencia, puedes tocarte la cara sin peligro ( ya me entendéis, si os dais ‘restregones’, pues sí se irá, que tampoco la tenemos pegada.. ) y además no notas que la llevas puesta, es genial. Con respecto a los brillos, mi piel es normal, ni muy seca ni muy grasa, mi zona conflictiva es únicamente la nariz, que nunca se terminan de asentar bien las bases y es donde más rápido pierdo el producto. En este caso, solo sello la zona de la nariz por eso mismo que os digo. Sin sellar, me sale algún brillo, y pasando un pañuelo de papel noto que hay un poco de transferencia, pero al sellarlo no ocurre.
En el resto del rostro, no me reseca en absoluto y se sigue viendo igual de bonita aunque hayan pasado horas.

¿Cuánto cuesta y dónde comprarla?
No es una base barata, cuesta 40€ y trae 30 gramos de producto. Sin embargo, después de haber estado usándola más de un mes, estoy muy contenta con la compra y creo que merece la pena hacer el desembolso. Siempre puedes aprovechar descuentos, como hice yo. Se puede comprar en Sephora y en sus stands de El Corte Inglés.

Como conclusión…
Si lo que buscas es una cobertura media tirando a alta, con una piel lisa y luminosa, pero sin perder la naturalidad, es la base que buscas. Según la marca pueden usarla también las pieles secas, no lo pongo en duda porque es muy luminosa y no me reseca nada. No obstante, si tienes la piel extremadamente seca posiblemente no te funcione demasiado bien, a no ser que prepares la piel previamente a conciencia. Asimismo, si tienes la piel muy grasa, tal vez esa luminosidad se transforme en brillos con el paso de las horas. En ese caso, te recomiendo sellar con polvos, al menos las zonas más conflictivas. La principal pega sería el precio, que es elevado, aunque creo que merece la pena cada euro que cuesta, y creo que cunde mucho, porque no hace falta mucho producto para todo el rostro. Además, otra ventaja que le veo, sin duda, es su formato a la hora de transportar o de viajar. Puedes llevarla sin problemas ya que no hay peligro de que se rompa el envase y se derrame toda la base en la bolsa de aseo, incluso la puedes llevar en el bolso para retoques, aplicándola con los dedos.

Y hasta aquí el post de hoy. Seguiré usándola y si encuentro algún detalle nuevo que os tenga que contar, lo haré. ¿Habéis probado esta base? ¿Que opinión os merece?

Gracias por leerme!!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *