Descubrimientos de cosmética del 2017

Descubrimientos de cosmética del 2017

En el post de hoy vengo a hablaros de Cosmética, que es algo que me encanta, podría decir que incluso más que el maquillaje. Me encanta probar productos nuevos, pensar qué productos quiero probar cuando acabe los que estoy usando (sí, esto se llama ansia viva) e investigar aquellos que podrían funcionarme según como se encuentre mi piel en ese momento. Por eso, no podía dejar pasar la oportunidad de enseñaros cuáles han sido mis últimos descubrimientos en lo que a cosmética se refiere. ¡Vamos a verlos!

MASCARILLA PURE SOURCE POCKET PACK DE MISSHA

Estas mascarillas son el invento del siglo (lo sé, estoy exagerando…), pero no lo digo por la mascarilla en sí, que también, sino por su packaging. Son sobres monodosis, aunque da para unas tres o cuatro veces, ¡y llevan un taponcito de plástico! Este tapón es maravilloso porque te permite conservar la mascarilla en perfecto estado sin tener que ponerle una pinza. Son perfectas para llevar de viaje, porque no hay peligro de que se salga el producto por toda la bolsa de aseo. En cuanto al producto en sí, también me gusta mucho. Estas mascarillas son de esas que aplicas antes de dormir, dejas que actúen toda la noche y a la mañana siguiente notas la piel mucho más rellena, hidratada y con mucha luminosidad. Y es cierto todo lo que prometen, aunque también es verdad que no noto mucha diferencia entre unas y otras. Sin embargo, favorita es la de Shea Butter (anteca de karité), porque sí que noto que me hidrate un poco más.

Como os decía, es como una crema (ni más densa, ni menos), que se extiende fácilmente por el rostro y no tarda demasiado en absorberse. Generalmente, con un sobrecito tengo para 4 veces y la uso en días sueltos a lo largo de la semana. Además tienen un precio muy asequible, las primeras las compré en Skin Thinks, tienen un precio de 1,90€ y traen 10 ml.

CREMA SOLAR FUSIONWATER DE ISDIN

Me recomendaron este fotoprotector en la farmacia que suelo comprar mis productos, al probar la textura en el dorso de la mano quedé alucinada, pues se absorbió enseguida, sin dejar sensación aceitosa o pringosa en la piel. Es como si hubiese aplicado una capa de agua, así que decidí llevármela… Y aquí está, se ha ganado un huequito en el post de descubrimientos, ya he repetido con ella, y creo que seguiré usándola durante mucho tiempo. Su precio ronda los 20€, pero cunde bastante y, además, la calidad del producto lo merece.

MANTECAS DESMAQUILLANTES 

Y el año que acaba de terminar también podríamos llamarlo como “el año de las mantecas desmaquillantes”. Creo que la gran mayoría de personas que nos gusta esto del maquillaje y la cosmética hemos probado alguna manteca desmaquillante durante el 2017. En mi caso, decidí empezar con la que tenía más a mano y a un precio asequible, la manteca desmaquillante de camomila de The Body Shop. Anteriormente era usuaria de su versión en aceite, pues llevo bastante tiempo ya utilizando aceites como primer paso en el desmaquillado, así que decidí probar la versión sólida, la cual, dicho sea de paso, me parece mucho más cómoda a la hora de viajar (Con el aceite siempre tenía algún problema de fugas…). ¡Qué descubrimiento! Con muy poquita cantidad tienes para todo el rostro, se convierte rápidamente en aceite, elimina todo el maquillaje, incluso la máscara de pestañas, y se elimina fácilmente retirándola con una muselina húmeda. Aquí os enseño ésta de Biotherm, que decidí comprarla cuando la de The Body Shop estaba en las últimas. Ésta la he usado un par de veces y me tiene igual de enamorada (o más, porque su olor es espectacular). Vamos, que he decidido que las mantecas desmaquillantes hayan llegado a mi vida para quedarse.

 

MARCA THE ORDINARY

Otro boom del año. Una marca low cost que funciona, ¿esto es posible? Pues sí, basándose en packagings simples y formulaciones sencillas, todos tenemos a nuestro alcance un amplio abanico de posibilidades, en cuanto a cosmética se refiere. Por ahora he probado estos dos productos, un serum con vitamina C y el maravilloso aceite de escualeno.

Hasta hace unos meses no había oído hablar de este aceite y ahora no puedo vivir sin él. Cuando estuve investigando sobre la marca The Ordinary, tuve claro que éste sería uno de los productos que compraría primero, y no puedo estar más contenta con él. Se trata de un aceite, de textura muy líquida, sin ningún tipo de olor, que se extiendo con facilidad sobre el rostro, se absorbe bastante rápido y aporta hidratación a la piel. Lo utilizo por las noches como último paso en mi rutina facial. Además, me encanta añadir una gotita de este aceite a la base de maquillaje, incluso al contorno de ojos. De esta forma, consigo mantener la piel hidratada durante todo el día. Pero lo bueno de este producto no acaba ahí, hay que añadir el precio, que es más que asequible, 7€ por 50 ml de producto. Estos productos se pueden comprar en páginas o tiendas donde vendan la marca The Ordinary.

AMPOLLAS DE PROTEOGLICANOS DE MARTIDERM

Otro gran descubrimiento. Las oí nombrar, por primera vez, a mis compañeras de trabajo, y decían maravillas increíbles sobre ellas. Me dieron alguna ampolla para probarlas y decidí comprar una caja. He probado otras líneas de la misma marca, pero mis favoritas, sin duda, son las verdes, las de proteoglicanos, recomendadas para pieles secas y deshidratadas. Además contienen vitamina C, hidratan, aportan elasticidad a la piel y, sobretodo, mucha luminosidad. Y es que, de verdad, se notan los resultados. La piel se ve muy bonita. Seguro que os hablo más adelante (y más tranquilamente) de ellas por aquí.

SUPPLE PREPARATION FACIAL TONER DE KLAIRS

Tonico de Klairs: De todos los tónicos hidratantes que he probado, éste se lleva la palma. Tanto es así, que se ganó un post para él solito hace unos meses, os lo dejo aquí por si queréis ir a echarle un ojo. Su textura es más densa que un tónico normal, lo que facilita el poder aplicarlo con las manos sin necesidad de utilizar un algodón. Con muy poca cantidad tenemos más que de sobra para todo el rostro. Aplico unas gotas sobre la palma de la mano, la extiendo entre las dos manos y, después, lo aplico a toques por todo el rostro. Se absorbe bastante rápido, por lo que podemos continuar enseguida con el resto de nuestra rutina facial. Al aplicarlo sobre el rostro, noto sensación de confort, no tengo la necesidad inmediata de tener que aplicar la crema hidratante. Además, es muy respetuoso con la piel. Se puede comprar en Miin Cosmetics, por ejemplo.

BOOSTER MINERAL 89 DE VICHY

Un preserum que aporta hidratación en el rostro. Por mi parte, todo lo que sea hidratación, me interesa. Cuando salió este producto, me lancé a comprarlo, pues tenía muy buena pinta, y no me ha decepcionado en absoluto. De hecho, voy por el segundo bote. Es un booster que utilizo después del tónico y antes del serum. Su ingrediente principal es el ácido hialurónico. Al usarlo, notas la piel como más rellena, muy suave y confortable. En verano lo estuve usando por la mañana y por la noche, pero ahora lo uso solo por las mañanas. Me parece un producto que merece la pena probar, su precio ronda los 20€ y se puede comprar en puntos de venta de la marca Vichy.

MASCARILLA JAPANESE MATCHA TEA DE THE BODY SHOP

Otras de las cosas que, bajo mi punto de vista, se pusieron de moda durante el año pasado, fueron los productos para luchar contra la polución y las agresiones externas de la ciudad. Vale, a lo mejor no se pusieron de moda el año pasado, pero es que yo antes no les prestaba atención. Tenía muchas ganas de probar las mascarillas de The Body Shop, pero no me decidía por ninguna, así que cuando ví que sacaban una para limpiar el rostro de la polución, caí con ella. Y no puedo estar más contenta. Su textura es un poco extraña, pero me resulta agradable de aplicar, es como una pasta, no demasiado untuosa, que lleva partículas que, al eliminarla, nos exfoliaran suavemente el rostro. Al principio notas frescor, que desaparece al poco tiempo. Al eliminarla notas la piel como muy limpia y tersa, me encanta la sensación que deja, y tiene un olor muy rico, como a plantas… Su precio es de 20€, aunque yo la compré aprovechando un descuento, y se puede comprar en las tiendas de The Body Shop o en su página web.

FIX + DE MAC

Aunque ya tenía este producto desde hace bastante tiempo, no le había sacado su máximo partido hasta este verano. No sé si ha hecho demasiado calor, pero mi piel soportaba peor la base. El caso es que este producto me ha salvado todo el verano (y lo que no ha sido verano) de que mi maquillaje se fuera derritiendo con el paso de las horas. Se trata de un fijador de maquillaje, pero se puede usar incluso antes de maquillar, para acondicionar la piel, a media mañana, para refrescar el maquillaje y volver a darle “vidilla”, para hidratar la piel, aunque no vayas maquillada,… Me parece un producto multiusos que todas deberíamos probar, al menos una vez.  Aunque su precio no es especialmente barato, comparando con otros fijadores de maquillaje que existen en el mercado, se trata de un producto multiusos que, además, cunde un montón, puede comprarse en las tiendas de Mac Cosmetics.

Y hasta aquí mis descubrimientos de cosmética del 2017. Este año creo que he descubierto productos que ya estaban muy integrados por estos mundos potinguiles, pero no en mi rutina, y también alguna que otra novedad en el mercado. De lo que estoy segura es de que la gran mayoría han llegado para quedarse.

¿cuáles han sido tus descubrimientos del 2017? ¿Has probado alguno de estos productos? ¿Qué opinión te merecen?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *