Finiquitando (Vol. 16)

Finiquitando (Vol. 16)

En el post de hoy vengo a hablaros de… ¡productos terminados! Muchas veces me pasa que no se acaba ningún producto y, de repente tengo la bolsa llena. Con las cremas corporales, ahora mismo tengo unas cuantas a punto de terminar (es lo que tiene usar varias a la vez…), así que preparaos para Septiembre, porque se avecinan largos posts de productos terminados… ¡Vamos a ver qué hay por aquí!

SNOW FAIRY HIDRATANTE CORPORAL: Espero con ansia que lleguen las Navidades para comprar el gel de Snow Fairy (aunque la verdad, como buena potiadicta, siempre tengo uno en la recámara…). Soy adicta a este olor, creo que con eso lo digo todo. También creo que es de estos olores que, o te encanta o lo odias. Es un olor a chicle de fresa, a chuchería de fresa de toda la vida, o por lo menos es a lo me recuerda a mí. Cuando vi estas navidades que habían sacado la hidratante corporal, tuve que comprarla. Es de estas hidratantes que usas en la ducha y después aclaras con agua. Me parece una opción muy rápida y práctica para aquellas personas que son un poco perezosas a la hora de hidratarse la piel al salir de la ducha. Espero que estas Navidades saquen de nuevo este producto, porque de ser así, me pienso llevar el tamaño grande. No es que hidrate en profundidad (para mi piel seca es insuficiente) pero se queda el olor en la piel durante horas, solo por eso, ¡compensa!

MANTECA CORPORAL DE THE BODY SHOP: Si me seguís por aquí o por Instagram (os dejo aquí el link por si todavía no lo hacéis…), sabréis que soy muy fan de las mantecas corporales de The Body Shop. No he encontrado otro producto que me hidrate igual, además de los olores tan ricos que tienen, y que perduran en la piel. En Navidad siempre sacan ediciones limitadas y si me gustan los olores, aprovecho para hacerme algún ‘auto-regalo’. Este año sacaron tres olores diferentes, y éste fue uno de ellos, manzana especiada, un olor dulzón con un toque ácido, muy rico. La hidratación perfecta, como el resto de sus ‘hermanas’. Tanto me gustó el olor que en rebajas aproveché y me hice con otro bote, a 5€ (cuando de normal rondan los 17€, había que aprovechar, ¿no?), pero lo he guardado para cuando venga un poco el frío…

 

 

 

 

 

 

 

 

CHAMPÚ TIMOTEI: Compré este champú en Carrefour hace un montón de tiempo, aprovechando un 3×2 que hacen de varias marcas. Me llamó la atención que fuera sin parabenos, que fuera de hierbas y que pusiera ‘fresco y fuerte’. Sin embargo, después de darle varias oportunidades, no me gustó demasiado, porque no me dejaba el pelo suelto, lo dejaba más bien apelmazado, así que decidí utilizarlo para limpiar brochas manchadas con productos en polvo, y para eso me ha ido genial. Evidentemente, no repetiré con él.

EXFOLIANTE CORPORAL “RITUAL OF SAKURA” DE RITUALS: Desde que descubrí los productos de Rituals,… me he vuelto adicta. Sí, lo confieso. Este exfoliante lo compré con alguna revista (creo que la revista Glamour) que, de vez en cuando, regala productos de este tipo. Esta línea huele a limpio, así de simple, así de maravilloso. Es un olor que reconforta y, a la vez, me relaja. No descarto repetir alguna vez, aunque mi línea favorita de Rituals es la naranja.

 

 

 

 

 

 

 

 

CREMA HIDRATANTE DE RITUALS: Y hablando de la línea naranja de Rituals, he gastado también un botecito de tamaño viaje de la crema corporal. Este olor, de naranja dulce y madera de cedro, me tiene enganchadísima. La crema en sí es bastante hidratante y el olor perdura horas en la piel. Tengo otro bote de estos de viaje y el tamaño grande, así que sí, ya he repetido…

DESMAQUILLANTE BIFASICO DE LECHE DE CABRA DE ZIAJA: Cuando sacaron este desmaquillante decidí probarlo, pues todos los productos de la línea de Leche de Cabra de Ziaja me encantan, los de rostro, los de cuerpo, el champú, la mascarilla… y éste no ha sido menos. Me parece que desmaquilla genial los ojos y es muy respetuoso con la piel. Al menos en mi caso, no me escuece nada. Hay que agitar bien, pues aunque sean dos líquidos transparentes, es un producto bifásico, y aplicar una cantidad sobre el algodón. Se lleva perfectamente toda la máscara de pestañas e incluso los eyeliners con productos waterproof. Ya he repetido y además se lo he recomendado a mis compis de trabajo, me parece un producto alucinante a muy poco precio.

 

 

 

 

 

 

 

 

MASCARILLA DE PELO DE LOVEA: Compré esta mascarilla para el cabello en formato viaje (50 gr), costaba 1€, que si lo piensas bien, no es nada económico, porque hay mascarillas que me encantan, como las de Ziaja, que tienen un precio sobre los 3€ por 200 ml, pero en ese momento, en la tienda, me pareció un bote perfecto para llevar de viaje. El olor es riquísimo, es de manteca de karité, pero tampoco noté nada especial, diferente a otras mascarillas, así que no repetiré. Eso sí, el bote me lo guardo…

 

 

COLONIA DE DON ALGODÓN: Me ha costado la vida acabar esta colonia. LA compré en mercadona hace, por lo menos 4 años, y eso que es el bote pequeño, 50 ml, pero es que para mí, huele un poco a hombre. Vale, sí, seguro que estoy exagerando, pero era demasiado fuerte para gastarla a diario (que es lo que he hecho para que se acabara), no me refiero a olor fuerte como puede ser la Black opium, olores dulzones o cosas así,… No, me olía a hombre (como me repito, ¿eh?). Por fin, puedo deshacerme del bote.

 

 

 

 

 

 

 

 

MASCARILLAS:

 

  • ALOE VERA (NOCTURNA): Estas mascarillas me parecen el mejor invento del mundo. Es de la marca Missha, y es una mascarilla que te aplicas antes de dormir, dejándola actuar toda la noche. He gastado dos diferentes y las dos me han encantado. Las compro en Skin Thinks, y no descarto hacer en breve un pedido para reponer, sobretodo, mascarillas.
  • VITAMINA C de BEAUTY FACE: Mascarilla de Beauty Face de vitamina C, de las que son de papel. Estas mascarillas me gustan mucho, van muy impregnadas, dejan la piel muy suave e hidratada. No he notado nada especial con respecto a que sea de Vitamina C, supongo que, tal vez, sea porque haya que usar la misma mascarilla de manera continuada.

  • SKIN79: Repito con estas mascarillas una y otra vez, sobretodo con la del mono. Son también de las de papel, muy impregnadas y, después de usarlas, la piel está muy hidratada y rellenada. Ya tengo varias en reposición, pero las del mono, con la de sandía no creo que repita.

Y hasta aquí los productos terminados, ¿habéis probado alguno de ellos? ¿Coincidimos en la opinión?

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *