Nos vamos de boda...

En el post de hoy os traigo un look y outfit dignos de cualquier evento de alto copete. Esta opción fue la elegida para asistir a una boda muy especial en una masía con encanto entre naranjos. ¿Queréis ver que productos elegí para el maquillaje y cuáles fueron los complementos? Pues vamos a ello.

EL VESTIDO

Se trata de un vestido largo, en tono azul marino, ceñido pero con un drapeado en la zona de delante, lo que ayuda a disimular la barriguita, escote bastante pronunciado y con detalles en lentejuelas en la zona de los hombros. Se abrocha con un botón en el cuello, quedando la espalda ligeramente abierta, por lo que este vestido pide a gritos un bonito recogido, para lucir espalda.

El vestido lo compré hace justo un año, más o menos, en la parte de firmas internacionales de El Corte Inglés, me parece un fondo de armario pues, al ser tan sencillo no pasa de moda y al ser monocromático el punto fuerte son los complementos que elijas.

COMPLEMENTOS

En este caso, decidí completar el look con unos zapatos y cartera a juego en tono fucsia. Estos zapatos los compré hace tres años y, como podéis ver, les he dado mucho tute, pero es que son comodísimos. Son de Victoria Delef y, desde que los probé, busco esta marca a la hora de comprarme zapatos de fiesta, pues me aseguro de la calidad del producto y aguantar infinitas horas de pie. La cartera es de la misma marca, a juego con los zapatos.

Basándonos en la idea de que “menos es mas”, elegí para este día los pendientes de mi boda, unos Swarovski sencillos con una perla en forma de lágrima. Como complemento a estos pendientes me puse un brazalete repujado en plata que me regalaron mis padres hace unos años.

PEINADO

Para los eventos tipo boda, sin duda, confío en Bigudíes, acierto seguro pues son unas grandes profesionales y hacen los recogidos más bonitos que he visto. En este caso, la artífice de esta preciosidad fue Pepa.

MAQUILLAJE

Cuando me pongo este vestido me surge la duda de marcar los ojos con un ahumado o, por el contrario, utilizar un labial fucsia. A pesar de ser un evento que permite que, quizás, llevemos un maquillaje más arriesgado, ambas cosas son demasiado. Esta vez me he decantado por un labial fucsia así que el look de ojos es un poco más discreto. Veamos cuales fueron los productos elegidos para los ojos:

grwm12_Fotor

Como sombras empleé la paleta Natural MAtte de Too Faced. Para abrir la mirada aplicamos HEAVEN debajo del arco de la ceja. Con la sombra CASHMERE BUNNY marcamos la cuenca. Por todo el párpado móvil aplicamos NUDIE de forma muy sutil. Para dar un punto azul al look y, a la vez, dar profundidad a la mirada, aplicamos en la zona más externa del ojo la sombra GIOVE de la paleta Dual Intensity de Nars. Encima, para que el azul no sea tan evidente, aplicamos la sombra RISQUE de la paleta Natural Matte. Delineamos a ras de las pestañas superiores con el lápiz azul intenso de alguna colección pasada de Kiko Milano, difuminándolo con una brochita y alargando hacia el final del ojo. En la línea de agua, lápiz color piel de Flormar para abrir la mirada, mucha máscara de pestañas y arreglado.

grwm11_Fotor

Para el rostro ya os he hablado en más de una ocasión de cuáles son los productos en los que confío cuando necesito un acabado perfecto y una duración máxima. Aplico base Sheer glow de Nars mezclada con Hot Sand, de la misma marca, consiguiendo así un rostro luminoso. Para las ojeras, Radiant Creamy Concealer en el tono Honey, de Nars también, integrado en la piel con una de estas mini esponjitas, perfecta para los pequeños rincones. Damos un poco de calidez al rostro con los Soleil Tan de Chanel, que me encanta como quedan y lo bien que se integran. Esta vez sellamos con los Mineralize Skin Finish en el tono Medium Golden, que aportan un poco de tono (perfecto pues la base ya se me queda un pelin clarita). Bronceamos el rostro con los Laguna de Nars, aplicamos colorete Impassioned de la misma marca y en lo alto del pómulo, el iluminador elegido en esta ocasión es Moonstone, de Becca.

grwm13_Fotor

Por último nos quedan los labios. Aplicamos el prime and prime de Mac y encima el labial Michiyo, de los Audacious de Nars, un fucsia vibrante que no es mate pero tiene una duración increíble, aparte de teñir el labio.

Aquí os dejo una foto del resultado final. ¿Qué os parece?

_DSC0027_Fotor

Gracias por leerme! 😉

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *